La jueza Carmen Lamela, de la Audiencia Nacional de España, ordenó este jueves a la Guardia Civil investigar el historial telefónico de Josep Lluís Trapero, jefe de los Mossos d’Esquadra –la policía autonómica catalana–, así como de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, líderes de las entidades soberanistas Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural.

La magistrada ordenó investigar la lista de llamadas y mensajes de los números de teléfono de estas tres personas entre los días 15 y 2 de octubre, según informaron fuentes jurídicas.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Además, Lamela accedió a la petición de la Fiscalía para investigar la actividad financiera de la ANC y de Òmnium.

Sànchez y Cuixart se encuentran desde el pasado lunes en prisión por la presunta comisión de un delito de sedición durante las concentraciones del 20 y 21 de septiembre ante la consellería de Economía del Gobierno catalán durante un registro policial destinado a detener la logística del referéndum del 1 de octubre.

La jueza Lamela considera que ambos pudieron incurrir en un delito de sedición como convocantes de esa concentración que, a su modo de ver, tenía el fin inmediato de impedir la labor de los funcionarios encargados del registro y el fin último de ayudar a la proclamación de la independencia de Cataluña.

En esa causa también están imputados por sedición Josep Lluís Trapero y Teresa Laplana, intendente de Mossos, por la supuesta pasividad del cuerpo policial catalán contra los manifestantes.