La ofensiva derechista contra el gobierno democrático de Pedro Castillo entró en una fase en la que nadie aventura qué podría quedar del debilitado sistema político peruano. Este jueves, como ya se venía adelantando, 28 legisladores presentaron una moción de vacancia –destitución– contra el sindicalista docente que asumió el cargo hace apenas cuatro meses. Y que desde entonces viene sufriendo todo tipo de ataques con el objetivo de limar su poder y eventualmente concretar un golpe de Estado.

La moción fue presentada por congresistas de los partidos Avanza País, Renovación Popular y Fuerza Popular, el partido liderado por Keiko Fujimori, derrotada en la segunda vuelta por Castillo pero que desde el mismo día de los comicios ensayó todo tipo de maniobras, primero para que no le reconocieran el triunfo y ahora para impedirle desarrollar su gobierno.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Desde el 28 de julio, la presión derechista –apoyada por los medios de comunicación– se llevó puestos al canciller Héctor Béjar, al jefe de Gabinete Guido Bellido y al ministro del Interior, Luis Barranzuela. Ahora van por Castillo.

La justificación para el pedido de vacancia impulsada por Patricia Chirinos, de Avanza País, es por «incapacidad moral» y por no «estar en condiciones de conducir al país». Pero unos días antes, los golpistas alegaban otras razones: el anuncio del cierre de minas en el sur del país, haber mantenido presuntas reuniones secretas en la sede del Ejecutivo, supuesta injerencia de Evo Morales en la política peruana.

Para ingresar la moción, las 28 firmas son suficientes, pero para ser admitida –una instancia programada para el 7 de diciembre– se requieren 52 votos y luego, para poner fin al mandato de Castillo, se necesitan 87. En un escenario tan lábil nadie aventura un resultado. El presidente se muestra tranquilo. «A mí no me preocupan los ruidos políticos, porque a mí me ha elegido el pueblo, no me ha elegido la mafia ni los corruptos. Por eso me debo al pueblo», dijo. Sus seguidores le piden que cierre el Congreso y llame a legislativas inmediatas.