Un palestino murió este miércoles por disparos de tropas de Israel durante una operación militar llevada a cabo cerca de la ciudad de Jenín, en la parte de Cisjordania bajo ocupación militar israelí, informaron autoridades.

Rafiq Riyad Ghannem, de 20 años, murió «en Jenín al alba hoy», anunció el Ministerio de Salud palestino en un escueto comunicado citado por la agencia de noticias palestina Wafa.

Israel multiplicó estas últimas semanas los operativos en Jenín, cuyo campo de refugiados, según Tel Aviv, es un bastión de facciones armadas palestinos de las cuales provenían los autores de recientes ataques en Israel y Cisjordania.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Estos ataques, a los cuales se sumaron otros perpetrados por árabes israelíes, dejaron 19 muertos, en su mayoría civiles.

Durante estos operativos, el Ejército israelí mató a por lo menos 50 palestinos y tres atacantes árabes israelíes, en parte miembros de grupos armados.

Durante unos de esos operativos murió la periodista palestino-estadounidense Shireen Abu Akleh, de un disparo en la cabeza mientras cubría una operación en Jenín el mes pasado.

Estados Unidos dijo esta semana que un peritaje a la bala que la mató arrojó que era probable que hubiera sido baleada por soldados israelíes, pero que no se podía concluirlo con plena certeza.

En respuesta al anuncio, el Gobierno palestino, que dice no tener dudas de que fue muerta por un militar israelí, denunció «intentos de ocultar la verdad» respecto de la muerte de Abu Akleh, que trabajaba para la cadena de noticias qatarí Al Jazeera.

Qatar acusa a Israel de haberla asesinado.