El primer ministro británico, Boris Johnson, advirtió que si se desatan las hostilidades en el este europeo, puede ser «la mayor guerra en Europa desde 1945». En una entrevista en la BBC, el ‘premier’ ha señalado también que el Reino Unido y EEUU impedirán que las empresas rusas comercien en dólares y libras si Rusia invade Ucrania.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Johnson denunció que el reconocimiento de la independencia de las regiones separatistas de Ucrania por parte de Rusia como «una violación flagrante de la soberanía» del país y el «repudio» de los acuerdos de paz de Minsk. «Es claramente contrario al derecho internacional. Es una violación flagrante de la soberanía y de la integridad de Ucrania, es el repudio de los acuerdos de Minsk», declaró Johnson en una conferencia de prensa, y consideró que es un «mal presagio» para la situación en Ucrania.

Johnson ve «indicios de que las cosas evolucionan en la mala dirección en Ucrania» y precisó que se entrevistará en la noche con el presidente ucraniano Volodimir Zelenski.

Por su parte, la jefa de la diplomacia británica Liz Truss dijo que el Reino Unido activaría nuevas sanciones contra Moscú, «en respuesta a su violación del derecho internacional y ataque a la soberanía y la integridad territorial de Ucrania».