Millones de personas en la parte este del centro financiero chino de Shanghai fueron confinadas a partir de este lunes en sus casas, en un intento por contener el mayor brote de Covid-19 en el país. Así lo anunciaron las autoridades de la ciudad china, que tiene una población de 24,9 millones de habitantes, tras detectar 50 nuevos casos domésticos y 10 importados, así como 3.454 contagiados asintomáticos.

La cuarentena tendrá una vigencia de nueve días, informó el portal ruso de noticias Sputnik. Durante el confinamiento se realizarán dos rondas de pruebas masivas por distritos para detectar la infección a los dos lados del río Huangpu que divide a la ciudad. Los túneles y puentes que conectan a las dos partes de la ciudad estarán cerrados y tampoco funcionará el transporte público. Los trenes no se detendrán en las estaciones ferroviarias de Shanghai.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Las compañías y las oficinas volverán a trabajar de forma remota, solo seguirán funcionando con normalidad las instituciones esenciales, así como el servicio de entregas a domicilio y las agencias sanitarias implicadas en las jornadas de pruebas masivas de coronavirus. China, que mantiene su política de tolerancia cero al virus, registró el domingo 1.275 casos confirmados y 5.134 asintomáticos.