Funcionarios de Rusia y Ucrania, así como de Francia y Alemania, se reunirán el miércoles en París en un intento de apaciguar la tensión entre Kiev y Moscú, indicó un consejero del presidente francés, Emmanuel Macron. Además de la reunión de consejeros diplomáticos de estos cuatro países que en 2014 crearon el Cuarteto de Normandía para mediar en la crisis, Macron propondrá a su par ruso, Vladimir Putin, «un senda de desescalada» durante una conversación «en los próximos días», agregó.

«Estamos preocupados. También llevamos bastante cuidado para no crear ambigüedad, ni más volatilidad», dijo esta fuente que pidió el anonimato, en plena tensión entre Moscú y los países occidentales sobre Ucrania.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La guerra en el este de Ucrania, que ha dejado más de 13.000 muertos, estalló en 2014 tras una revuelta prooccidental en Kiev y la anexión de la otrora península ucraniana de Crimea por Moscú.

La presidencia francesa avanzó otras propuestas para fomentar la confianza entre Kiev y Moscú como el intercambio de prisioneros y la apertura de los puestos de control en manos de los separatistas prorrusos.

La desescalada podría también pasar por que el parlamento ucraniano aplace una ley sobre el estatuto de las provincias controladas por los separatistas, que Moscú considera una violación de compromisos anteriores.

Estados Unidos, cuyo presidente debe conversar por estas horas con varios dirigentes europeos entre ellos Macron, ha expresado una preocupación creciente en las últimas semanas sobre un posible ataque de Rusia a Ucrania. El portavoz del Pentágono, John Kirby, aseguró que «está muy claro» que los rusos «no tienen la intención actualmente de reducir la escalada».

El domingo, Washington recomendó la salida de Ucrania de los familiares de sus diplomáticos, una decisión que tomó por sorpresa a sus aliados europeos y que por ahora siguieron el Reino Unido y Australia.