Miles de turineses salieron este jueves por la noche a las calles para protestar contra la decisión del Gobierno italiano de imponer el uso obligatorio del certificado verde de vacunación en los espacios cerrados. Los participantes de la manifestación, organizada por el movimiento No Paura Day (Día Sin Miedo) a través de las redes sociales, exigieron a las autoridades revocar el certificado verde y abstenerse de imponer la vacunación obligatoria y de prorrogar el estado de emergencia por el coronavirus.

Según declara el movimiento en su cuenta de Facebook, su objetivo consiste en que la gente “sea cada vez más consciente de lo que quieren imponer a toda la población, utilizando como excusa una falsa pandemia y un verdadero estado de emergencia militar. Se trata de nuestro presente y del futuro de las próximas generaciones”. En los próximos días el movimiento planea organizar manifestaciones en otras ciudades italianas.

Este jueves el Gobierno italiano extendió el estado de emergencia hasta el 31 de diciembre de 2021 e impuso la obligación de presentar, a partir del 6 de agosto, el certificado de vacunación para entrar en restaurantes, museos, cines, gimnasios y otros espacios cerrados. Para los infractores de la medida están previstas multas entre 400 y 1.000 euros, mientras los gestores de las actividades que toleren las transgresiones no solo incurrirán en sanciones pecuniarias, sino que arriesgarán el cierre del local para un período entre uno y diez días.

En Italia se registraron ayer 5.056 casos nuevos de enfermos y 15 fallecidos, según lo detallado por las autoridades sanitarias. A la fecha, Italia acumula un total de 4.302.393 infectados por coronavirus, 127.920 muertos y 4.119.607 pacientes recuperados.