Tras una ardua negociación política para sacar adelante los presupuestos generales de 2017, el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, provocó este miércoles risas en el Congreso de los Diputados al equivocarse en una votación sobre las cuentas públicas.

El mandatario pulsó el botón equivocado y votó en contra de una de las enmiendas a los presupuestos que su formación, el Partido Popular (PP), había pactado previamente con Nueva Canarias, grupo regional que le dio la llave para sacar adelante las cuentas.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La aprobación de los presupuestos españoles para este año es uno de los principales objetivos de Rajoy, quien gobierna en minoría desde noviembre.

Luego de alcanzar acuerdos con el partido liberal Ciudadanos y el Partido Nacionalista Vasco (PNV), recabó la semana pasada el último apoyo que le faltaba -el de Nueva Canarias- para conseguirlo.

El error de Rajoy no influyó hoy en el resultado de la votación ya que fue el único que votó «no» a la enmienda pactada con el partido canario, pero suscitó las risas de los grupos de la oposición e incluso de sus propios compañeros de partido, reportó la agencia de noticias EFE.

En todo caso, el líder del PP no fue el único que se equivocó en las votaciones.

También los diputados del Partido Socialista (PSOE) cometieron errores ya que unos votaron a favor y otros se abstuvieron a la hora de pronunciarse sobre otra enmienda a las cuentas públicas.

La accidentada jornada parlamentaria en España incluyó, además, la rotura de dos escaños, lo que produjo un revuelo en la Cámara baja.

«¡Esto no es un circo!», tuvo que poner orden su presidenta, Ana Pastor, para poder continuar con la sesión.