Las delegaciones de Rusia y Ucrania llegaron a un entendimiento sobre la necesidad de organizar corredores humanitarios para evacuar a la población civil, durante la segunda ronda de negociaciones este jueves, comunicó el asesor presidencial ucraniano, Mijaíl Podoliak.

«Las partes alcanzaron un entendimiento para garantizar juntos corredores humanitarios para evacuar a la población civil, así como para suministrar medicamentos y alimentos a los lugares de los combates más intensos», dijo Podoliak, citado por la agencia Belta, tras las conversaciones en la región bielorrusa de Brest.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Señaló que Moscú y Kiev también examinaron la posibilidad de decretar un alto el fuego temporal en los lugares donde se realiza la evacuación. Aún así, concluyó, este jueves Kiev no obtuvo los resultados que esperaba. «Acordamos continuar el trabajo en tercera ronda (de negociaciones) tan pronto como sea posible», agregó.

La primera ronda de negociaciones sobre la operación militar de Rusia en Ucrania tuvo lugar el lunes, aunque tampoco logró resultados importantes.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció en la madrugada del 24 de febrero el lanzamiento de una «operación militar especial» en Ucrania alegando que las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, previamente reconocidas por Moscú como Estados soberanos, necesitan ayuda frente al «genocidio» por parte de Kiev.

Uno de los objetivos fundamentales de esa operación, según Putin, es «la desmilitarización y la desnazificación» de Ucrania. El mandatario ruso pidió a uniformados y civiles en Ucrania que no opongan resistencia a esa operación, y advirtió de que Rusia responderá de inmediato a cualquier fuerza externa que le amenace o se ponga en su camino.

Según el Ministerio de Defensa ruso, los ataques militares no están dirigidos contra instalaciones civiles, sino que buscan inutilizar la infraestructura bélica.

Ucrania rompió las relaciones diplomáticas con Rusia, impuso la ley marcial en todo el territorio nacional, además del toque de queda en Kiev y otras ciudades, decretó la movilización general.

De acuerdo con los datos del ente castrense ruso, en la operación fallecieron 498 militares rusos y 2.870 ucranianos. La ONU, por su parte, confirmó 352 muertos civiles desde el 24 de febrero en Ucrania, incluidos 16 menores.

Numerosos países condenaron en términos enérgicos la intervención de Rusia en Ucrania y activaron varias baterías de sanciones individuales y sectoriales.

Fuente: Agencia Sputnik