El presidente Vladimir Putin otorgó la Orden del Valor a la periodista y politóloga Daria Alexandrovna Duguina, asesinada este domingo en un atentado mediante un explosivo colocado en el auto que conducía, cerca de Moscú. Hija del filosofo y geopolitólogo Alexandr Guelievich Duguin, la joven, de 29 años, había ido a un festival de música y literatura rusa en el distrito de Bolshie Vyazyomy, a unos 50 kilómetros del centro de la capital rusa, al que también asistió su padre. A su regreso, el Toyota Land Cruiser que conducía estalló en mil pedazos y terminó envuelto en llamas. Las autoridades aseguran haber identificado a una mujer de nacionalidad ucraniana como autora del atentado. Se trataría de Natalia Vovk, quien habría huido luego del estallido con rumbo a Estonia.

El hecho conmovió a la sociedad rusa ya que Duguin es un reconocido intelectual cuyas ideas influyeron en el nacionalismo ruso posterior a la caída de la Unión Soviética y específicamente en el denominado eurasianismo, un concepto geopolítico crítico de la hegemonía anglosajona-atlantista.

Desde ese lugar, el geoestratega es un impulsor de la reunificación de las naciones de la órbita soviética y un impulsor de la invasión a Ucrania. Su hija era una activa militante de la causa del Donbass. Ambos habían sido sancionados por la Unión Europea y Estados Unidos. Él, desde la incorporación de Crimea a la República Rusa.  Ella, a partir de las operaciones militares iniciadas el 24 de febrero, acusada de “brindar apoyo o promover políticas para desestabilizar Ucrania”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Según la información difundida por el Comité de Investigación de Rusia, la sospechosa ingresó a Rusia con su hija de 12 años en un auto con matrícula de la República de Dontesk hace más de un mes, se alojó en un departamento en el mismo edificio de Duguina y desde allí estudió todos sus movimientos. Ahora salió a la luz que Natalia Vovk también era conocida bajo el apellido Shaban y que luego del golpe de este domingo, cruzó a Estonia en el mismo vehículo pero con patente ucraniana. Y que, además, había sido integrante del regimiento neonzi Azov.

El atentado se produjo con un artefacto de 400 gramos de TNT adosado al chasis del coche. Duguina era invitada de honor al festival Tradición. Allí, recuerdan algunos de los asistentes, bromeó con que era la guardaespaldas de su padre. «Ella lo protegía de los fanáticos o de los locos de la ciudad”, dijo Konstantin Malofeev, amigo de la familia y fundador del canal de televisión Tsargrad.

En el coche iba a viajar también Alexandr, pero en el estacionamiento algunos amigos lo convencieron, según testigos, de ir con ellos, por lo que Daria salió conduciendo sola. Eso hace presumir que ella no era el objetivo del atentado. Se supone que el explosivo estaba conectado a un mecanismo de relojería. Las imágenes del filósofo a llegar al lugar del hecho son impactantes: se agarra la cabeza al ver los restos del vehículo diseminados por la autopista.

En un mensaje de condolencia, Putin dijo: «Un crimen despreciable, cruel, puso fin prematuro a la vida de Daria Duguina, una persona brillante y talentosa dotada de un corazón verdaderamente ruso». Los medios occidentales califican a Alexandr como el mentor de las ideas que Putin lleva a la práctica. Lo tildan incluso de ser el “Rasputin de Putin”. Pero no hay registro de la presunta cercanía que revelan las habladurías. Más bien quienes conocen el entresijo de la relación, recuerdan que Alexandr cuestionó hasta febrero de este año la supuesta parsimonia del Kremlin en defender los intereses de la población prorrusa del Donbass.

Una de las coberturas de Duguina para la telexión desde Donbass.

Autor de, entre otros textos, Teoría del mundo multipolar, Misión euroasiática: una introducción al neoeurasianismo, Fundamentos de la geopolítica, en algunos círculos occidentales se lo considera neofascista y antisemita. Él define su pensamiento como una Cuarta Teoría Política (su libro de 2009. Sería un paso más allá del comunismo, el fascismo y el capitalismo liberal.

Su historial de actividad política concreta lo muestra en 1993 como uno de los fundadores del Partido Nacional Bolchevique, luego del Partido Eurasia. Adhiere a Putin, aunque de modo crítico.

Duguin habla perfecto castellano y se lo puede ver acá en una charla en el I Congreso Internacional Geopolitica y Pensamiento estratégico organizado por la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación en noviembre de 2017.  

Desde el gobierno de Ucrania negaron cualquier participación en el hecho. Pero el exdiputado de la Duma rusa Ilya Ponomarev, exiliado desde hace cinco años en Kiev, dijo a un canal de televisión en lengua rusa que el crimen fue producido por un supuesto grupo clandestino Ejército Nacional Republicano, integrado por disidentes que buscan derrocar a Putin.

Amigos y familiares de Daria Duguina la recordaron en este homenaje, posteado en la cuenta de Telegram de Alexandr Duguin.