Al menos seis personas murieron y 24 resultaron heridas este lunes en un tiroteo durante un desfile por el Día de la Independencia de Estados Unidos. El hecho sucedió en una ciudad cercana a Chicago y la policía busca al sospechoso que al parecer disparó sobre la multitud desde un techo, según informaron las autoridades.

En conferencia de prensa, el jefe de policía del municipio de Highland Park, Chris O’Neill, dijo que el tirador es un hombre blanco de entre 18 y 20 años y de pelo negro y largo, que vestía remera blanca o azul.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El subcomisario y vocero de la policía local, Christopher Covelli, dijo en la misma conferencia de prensa que el sospechoso al parecer disparó contra los asistentes al desfile desde el techo de un edificio con un rifle (que ya había sido encontrado), aunque dijo que no sabía desde cuál.

Covelli agregó que la policía cree que actuó solo y advirtió que se lo considera «armado y peligroso».

La alcaldesa de Highland Park, Nancy Rotering, dijo que seis personas murieron y que 24 fueron trasladadas a hospitales, aunque no confirmó que todos tuvieran heridas de bala, informó la cadena CNN.

El desfile comenzó a media mañana, pero se detuvo repentinamente 10 minutos después de que se escucharan disparos. En las redes sociales se compartieron imágenes del episodio en el que se puede ver a la gente corriendo para protegerse cuando comienzan los tiros en pleno desfile.

A raíz de lo ocurrido, las celebraciones del 4 de Julio también se suspendieron en varias localidades de la zona.

Un testigo identificado como Michael, entrevistado por el canal WGN, dijo haber visto a un único tirador armado con un rifle «agachado y avanzando de manera metódica, casi militar».

Los tiros sembraron el pánico en las calles de este pueblo acomodado a orillas del lago Michigan, donde cientos de personas se habían concentrado en la mañana para las celebraciones del 4 de julio.

Brad Schneider, representante por Illinois en la Cámara baja del Congreso, se encontraba allí cuando sonaron los disparos.

«Mi equipo de campaña y yo acabábamos de reunirnos para el inicio del desfile cuando comenzó el tiroteo», tuiteó Schneider tras ponerse a cubierto.

El tiroteo se produce con la violencia armada fresca en la mente de muchos estadounidenses, después de una masacre el 24 de mayo de 19 escolares y dos maestros en una escuela primaria en Uvalde, Texas.

Antes, el 14 de mayo, un supremacista blanco mató a tiros a 10 personas negras en una tienda de comestibles en Buffalo, Nueva York.

Además, sucede menos de diez días después de que la Corte Suprema falló a favor de una expansión de los derechos de tenencia de armas de fuego en Estados Unidos pese a la ola de tiroteos masivos.

Protestas por el video de un hombre negro acribillado por la policía

La difusión de un video en el que se ve a un hombre negro de 25 años acribillado por la policía luego de cometer una infracción de tránsito hizo recrudecer las protestas en Akron, estado de Ohio, luego de tres días de muestras callejeras de indignación por el suceso.

El alcalde y la policía de esa ciudad lanzaron un llamado a la calma luego de que se conociera la grabación de la cámara corporal de uno de los agentes.

El hombre, Jayland Walker, habría recibido 60 balazos, según su abogado.

El pasado lunes Walker murió por los disparos cuando huía de la policía tras un intento de arresto seguido de una persecución en vehículo y a pie.

El video, de enorme violencia, fue difundido este domingo por la policía mostrando a Walker bajo el fuego policial, luego de tres días de protestas callejeras que reclamaban que se hicieran públicas las circunstancias en las que el hombre había sido acribillado.

Cientos de personas marcharon este domingo rumbo al ayuntamiento de Akron llevando pancartas con leyendas como «Justicia para Jayland», en el cuarto día de manifestaciones que este domingo se tornaron tensas cuando algunos manifestantes se acercaron al cordón policial.

Los manifestantes produjeron algunos desórdenes, con quema de contenedores de basura y daños a equipos pesados de la policía que disparó gases lacrimógenos para repeler la multitud.

Tras haber dado pocos datos sobre el tiroteo, las autoridades de Akron revelaron dos videos el domingo, uno era una compilación de la cámara corporal, de fotogramas y audio, y el segundo la grabación completa.

La voz en el video explica que Walker no se detuvo. La Policía indica que un disparo fue realizado desde el vehículo.

El jefe de la policía, Steve Mylett, indicó que un reporte forense daba cuenta de 60 heridas en el cuerpo de Walker, coincidiendo con la versión de su abogado.

Los policías involucrados en los hechos fueron suspendidos del servicio en espera de la investigación judicial.