Con el 90  por ciento de los votos escrutados, Donald Trump se quedaba con los 29 electores de Florida, uno de los estados calve para su permanencia en la Casa Blanca. Pero el conteo venía bastante parejo, con 5.537.257 votos y 51,2% contra 5.184.668 sufragios y 47,9% del desafiante, el exvicepresidente Joe Biden.

Pero como venían las cosas, la campaña deTrump se animó a reclamar la victoria en ese campo de batalla que los republicanos necesitan ganar para quedarse en el gobierno, aunque los medios estadounidenses estimaban que la carrera allí era aún muy apretada.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La campaña de Trump hizo este reclamo en un tuit en momentos en que las boletas aún están siendo contadas en este estado clave, que aporta 29 de los 270 votos electorales necesarios para ganar la presidencia.

El diario The New York Times calculó que la posibilidad de que el presidente gane Florida está por encima del 95%. En 2016, Trump venció por poco a la demócrata Hillary Clinton en Florida, mientras las encuestas de opinión este año mostraban un empate entre él y su contrincante Joe Biden.

En el resto del país los resultados parciales obedecían a proyecciones de los principales medios en base a los primeros resultados y a sondeos propios a boca de urna en los centros de votación considerados determinantes.

El candidato demócrata a la Casa Blanca ganaba en el estado de Virginia, donde cuatro años atrás había triunfado Hillary Clinton, según la cadena de televisión Fox News y el diario The New York Times. Biden también se imponía en Maryland, Delaware, Massachusetts, Nueva York, Connecticut, Illinois, Rhode Island y en el Distrito de Columbia, donde está la capital estadounidense, aunque aún debía correr mucha agua por debajo de los puentes. Estas victorias se sumaban a las de Vermont, la Patria China de Bernie Sanders.

El presidente Donald Trump, en tanto, picaba en punta en Kentucky, donde ya se había impuesto en 2016, según la cadena Fox y The New York Times que agregaba al estado de Indiana, Oklahoma, Tennessee y Virginia Occidental. Con menos sufragios computados, las proyeccciones le daban un triunfo en Arkansas, Missipippi, Alabama y Carolina del Sur.

Otros distritos donde se avizaraba el triundo del actual mandatario eran Dakota del Norte y del Sur, Wyoming, Nebraska, y se descontaba un triunfo de los demócratas en Nuevo México.

A esa altura, para Joe Biden Joe Biden se computaban 119 votos electorales y 20.570.788 de “votos populares” (48.15%) mientras que Trump obtenía 92 electores y 21.681.398  sufragios en urna (50.57%). De mantenerse diferencias así, sería una venganza de hace cuatro años, cuando Hillary Clinton tuvo tres millones de votos más que su oponente pero perdió.