Una jueza brasileña negó este miércoles la autorización al dirigente de Derechos Humanos argentino Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz 1980, para visitar al expresidente Luiz Inácio Lula Da Silva en la sala donde está detenido en Curitiba, informaron los medios de prensa locales.

La decisión fue tomada por la jueza de ejecución penal Carolina Moura Lebbos, quien aceptó un pedido de la fiscalía para prohibir la visita del dirigente argentino, quien se encuentra en Brasil.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Pérez Esquivel impulsa una campaña internacional para candidatear al líder del Partido de los Trabajadores de Brasil para el Premio Nobel de la Paz.

El dirigente pidió inspeccionar la sala de la Superintendencia de la Policía Federal donde Lula está detenido desde el 7 de abril, basado en el protocolo de la ONU llamado «Reglas de Mandela», para visitar a presos, inspirado en el fallecido líder negro sudafricano.

La jueza afirmó en su fallo que las «Reglas de Mandela» son recomendaciones y no imposiciones, además de afirmar que el Servicio de Paz y Justicia (Serpaj) fundado por Pérez Esquivel no integra la ONU.

La magistrada recordó que senadores de la comisión de derechos humanos visitaron a Lula ayer.

Frente a la Superintendencia de la Policía Federal, un acto para reclamar por la liberación de Lula, condenado por corrupción a 12 años y 1 mes de cárcel en la Operación Lava Jato, fue encabezado por el ex ministro de Relaciones Exteriores y de Defensa Celso Amorim.