Armando Cañizares, joven de 17 años, es la última víctima de la violenta realidad que vive Venezuela. La oposición acusó a la represión de la Guardia Nacional Bolivariana, mientras que el gobierno de Nicolás Maduro lo desmintió y anunció que “el Ministerio Público comisionó a coordinador y al fiscal 55ª del AMC para investigar muerte de joven en Las Mercedes”.

La muerte de Cañizares, ocurrida en Las Mercedes, es la número 34, en 33 días consecutivos de tensión en las calles venezolanas. Según coinciden reportes locales, este 3 de mayo se produjeron hechos de extrema violencia entre los manifestantes que quieren la deposición de Maduro –encabezados por Henrique Capriles y Robert Alcalá-, los chavistas y las fuerzas locales de seguridad. La cantidad de heridos de esta triste jornada supera el centenar. Según algunos medios locales, oscilan entre los 130 y 180.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Por otra parte, las imágenes de un joven envuelto en llamas dan la vuelta al mundo. Según medios internacionales, el joven pretendía arrojar una molotov a un oficial, pero la misma estalló antes y se prendió fuego. No hay precisiones sobre su salud.