La guerra «será sangrienta, habrá combates pero terminará definitivamente a través de la diplomacia», manifestó el mandatario ucraniano Volodimir Zelenski, en una entrevista al cumplirse el tercer año de su toma de posesión, que fue transmitida durante un programa benéfico de televisión, informaron las agencias de noticias del Estado, Ukrinform, y la francesa AFP.

“No fuimos nosotros quienes comenzamos esta guerra pero tendremos que terminarla. Hoy el significado es diferente. Pensé que se podía poner un final a través del diálogo, pero ahora entiendo que el final también será diplomático», reiteró.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«Pensé que a través diálogo podríamos haber encontrado respuestas a muchas preguntas y decisiones tomadas por Rusia. Pero es como un vehículo, que no funciona ni a gasolina ni es eléctrico, uno híbrido. Por lo tanto, la guerra y la victoria serán muy difíciles», agregó.

Y, apuntó que «las discusiones entre Ucrania y Rusia definitivamente tendrán lugar. No sé bajo qué formato: con intermediarios, sin ellos, en un círculo ampliado o a nivel presidencial».

«Hay cosas que solo podremos lograr en la mesa de negociaciones. Queremos que todo vuelva (a ser como antes)», algo que «Rusia no quiere», añadió, sin dar más detalles.

Rusia prohibe la entrada de Biden y destruye un cargamento de armas de EEUU y Europa

Rusia confirmó hoy una lista de 963 funcionarios estadounidenses, incluido el presidente Joe Biden, a los que les prohibió la entrada en el país como respuesta a las sanciones impuestas por Washington al Kremlin por la guerra en Ucrania.

Además del veto al mandatario, anunciado en marzo, la lista incluye al secretario de Estado, Antony Blinken, el secretario de Defensa, Lloyd Austin y el director de la CIA, William Burns.

«En el contexto de la respuesta a las sanciones antirrusas en curso y en relación con las consultas entrantes sobre la composición de nuestra lista, el Ministerio de Relaciones Exteriores publicó el registro de ciudadanos estadounidenses a los que se les prohíbe permanentemente ingresar a la Federación Rusa», indicó la cartera según el comunicado reproducido por la agencia TASS.

«Recalcamos que las acciones hostiles de Washington se volverán como un bumerán contra EEUU y serán rechazadas como es debido», afirmó.

El Kremlin también enfatizó que la medida tiene como objetivo «forzar al régimen estadounidense gobernante, que está tratando de imponer un orden mundial basado en reglas neocoloniales en el resto del mundo» a «cambiar su comportamiento, reconociendo las nuevas realidades geopolíticas».

«Rusia no busca la confrontación y está abierta al diálogo honesto y de mutuo respeto, separando al pueblo estadounidense, que invariablemente goza de nuestro respeto, de las autoridades estadounidenses, que incitan a la rusofobia», indicó el comunicado.

La lista también incluye a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, al líder de la mayoría del Partido Demócrata en el Senado, Chuck Schumer, así como a otros congresistas y senadores, la mayoría del Partido Demócrata, como Alexandra Ocasio-Cortez, enumeró la agencia de noticias Europa Press.

También figura en el texto el hijo del presidente Biden, Hunter, antiguo consejero de la empresa de gas ucraniana Burisma y acusado por la oposición republicana de incurrir en un supuesto «conflicto de intereses» al desempeñar esas actividades cuando su padre era vicepresidente de Estados Unidos. «

En otro orden, el Ministerio de Defensa de Rusia informó que sus tropas destruyeron un «gran cargamento» de armas y equipos militares que habían sido suministrados a Ucrania por Estados Unidos y varios países europeos para la batalla del Donbass, la región del este ucraniano donde se concentran actualmente la mayoría de los combates.

El ataque se produjo con «misiles Kalibr de alta precisión y largo alcance, lanzados desde el mar, cerca de la estación de tren de la ciudad Malin», en la región de Zhitomir, en el noroeste de Ucrania, detalló el vocero de la cartera Igor Konashenkov en un comunicado citado por las agencias de noticias rusa Tass y Europa Press.

La estación ferroviaria de Malin se encuentra unos 100 kilómetros al noroeste de Kiev.