Sin actividad y sin regreso en el horizonte, qué pasó con el deporte argentino en estos 100 días

Un breve repaso de este período sin competencias, aunque no sin novedades: rosca política, violencia de género, suspensiones, regresos de los olímpicos y más.

(Foto: Prensa Boca Juniors)
26 de junio de 2020

Es martes 17 de marzo y llueve en Buenos Aires. No es oficial, sí inminente: como en el mundo, también se para la pelota en Argentina. Centro Español llega a la cancha de Lugano, a Tapiales, donde jugará con Muñiz en el cierre de la sexta fecha de la Primera D. Quizá el último partido por un buen rato. Pero 20 minutos antes del comienzo, la AFA, por pedido del Ministerio de Turismo y Deportes y del Ministerio de Salud, lo suspende. 

Nadie, ni en ese escenario pesimista, imaginó que tras más de 100 días la pelota seguiría sin rodar en la Argentina. 

Pocas certezas se cosecharon en el ámbito futbolero desde ese 17 de marzo. Van algunas: AFA dio por terminada la temporada de la Superliga, que ya no existe más y ahora se llamará Liga Profesional; Claudio “Chiqui” Tapia fue reelegido hasta 2025; hay cuatro clasificados a la Libertadores 2021 (Boca, River, Racing, Argentinos) y aún resta saber cómo se definirán las dos plazas restantes; hay seis con boleto para la Sudamericana 2021 (Vélez, San Lorenzo, Newell's, Talleres, Defensa y Justicia, Lanús); crecieron aún más los casos de violencia de género por parte de protagonistas, desde las acusaciones contra los jugadores Sebastián Villa (Boca) y Miguel Brizuela (Vélez), hasta los entrenadores de inferiores Ernesto Farías (River) y Carlos Arano (Racing); Gastón Fernández y Gonzalo Rodríguez, tras casi 20 años de carrera, se retiraron del fútbol en medio de este parate; la situación es brava para la mayoría de los jugadores, sobre todo en las tres categorías más bajas del Ascenso, donde en numerosos casos dependen de bolsones de comida que reparte Agremiados o de colectas que ellos mismos organizan; AFA aseguró que los 2500 futbolistas que queden libres este 1 de julio y no firmen un nuevo contrato percibirán de parte de la casa madre del fútbol argentino un subsidio mensual hasta fin de año equivalente al sueldo básico de la categoría a la que pertenecía el jugador.

...
(Foto: Telam)

Las dudas son muchas más, innumerables. La central: cuándo volverá a jugarse al fútbol en Argentina. Tapia anunció que hasta que todo el país no esté en fase 4 ni siquiera habrá entrenamientos. AMBA, se recuerda, acaba de endurecer su cuarentena. Lo que los dirigentes optimistas apuntaban para agosto, ahora lo hacen para octubre. Los pesimistas al año que viene. Más allá del almuerzo en Olivos entre el presidente Alberto Fernández y Marcelo Gallardo, de las declaraciones cruzadas, de la presión mediática y del borrador que existe de un protocolo de retorno a las prácticas, es imposible hacer un pronóstico, como en la mayoría de las actividades nacionales. Conmebol, acaso para convencer a los sponsors, insiste que las Copas volverán en septiembre, esté o no el torneo nacional en marcha.

El espejo europeo en el que se miró el fútbol argentino cuando decidió parar, ahora devuelve otra imagen, acaso la que Argentina atraviese en un futuro. Alemania, Portugal, España, Inglaterra e Italia, cinco de las siete ligas principales, reanudaron su temporada con un espectáculo muy distinto: sin público, con hinchas virtuales que se agregan por computadora, suplentes con barbijo y -al menos los primeros partidos- sin abrazos en los festejos. Así y todo, algunos ya gritaron campeón: Bayern Munich, en Alemania; Liverpool, en Inglaterra; Napoli, por la Copa Italia. Holanda y Francia decidieron dar por terminada la temporada. La Champions League (en Lisboa) y la Europa League (en Alemania) tienen fecha para agosto y se disputarán como un Mundial: a partido único en cancha neutral. Los rebrotes de esta semana en Europa vuelven a generar interrogantes.

...
(Foto: AFP)

Más allá del fútbol, el deporte nacional también atravesó estos 100 días de cuarentena en la parálisis casi total. En marzo sucedió lo imposible: los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 pasaron a tener fecha para 2021. Sólo durante las dos guerras mundiales se habían suspendido Juegos Olímpicos, los de Berlín 1916, Tokio/Helsinski 1940 y Londres 1944. Salvo contadas excepciones, el calendario deportivo se puso en pausa. A partir de mayo, a la par del fútbol, algunas competiciones europeas, como la Liga ABC de básquet, en España, también tuvieron su reanudación. En el tenis se suspendió la Copa Davis de este año y el calendario de la ATP reacomodó sus fechas (US Open en agosto, Roland Garros en septiembre), aunque todo sigue siendo un gran interrogante. La NBA, en tanto, tiene previsto cerrar su temporada con un campamento gigante en Disney World a partir de finales de julio.

El error de Novak Djokovic, que desde el comienzo de la pandemia se definió como antivacunas y le restó importancia al Covid-19 al organizar un torneo en Belgrado sin cumplir protocolos y que ya cosechó diez casos positivos entre tenistas y entrenadores, fue un llamado de alerta.

...
(Foto: AFP)

Casi a la par que ese fallido torneo en Serbia, los atletas argentinos clasificados a los Juegos de Tokio recibían autorización para volver a entrenarse de cara a la competencia del año próximo, luego de largos días de espera, de creativas y molestas rutinas de entrenamiento dentro de sus hogares. Las fotos y los videos de los deportistas entrenándose en el CENARD no forman parte del pasado nostálgico con el que los fanáticos del deporte saciaban su abstinencia de torneos al principio de esta cuarentena. Son la excepción del presente. Y el puente a un futuro, se espera, no tan lejano.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual