8M: mueren 33 niñas tras una protesta en un hogar de menores de Guatemala

El incendio ocurrió en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción, a unos 25 km de Guatemala.
11 de Marzo de 2017

La muerte entre el viernes y el mediodía de ayer de otras once adolescentes, elevó a 33 el número de víctimas fatales como consecuencia del incendio en un centro de menores de Guatemala, donde un grupo de internas quemó colchones durante una protesta para denunciar abusos sexuales y físicos en la jornada en que se conmemoraba el Día Internacional de la Mujer. Otras 20 chicas de entre 12 y 17 años permanecen internadas en grave estado en los hospitales Roosevelt y San Juan de Dios, algunas con quemaduras de cuarto grado y con alto riesgo de mortalidad.

El incendio ocurrió en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción, ubicado a unos 25 kilómetros al sureste de ciudad de Guatemala.

Por la declaración de algunos internos y de las autoridades, se supo que los menores de edad comenzaron el fuego al incendiar las colchonetas que usaban de cama, pero luego las llamas se propagaron y se tornaron incontrolables. Las adolescentes que quedaron atrapadas en la habitación donde comenzó el fuego murieron calcinadas, venían denunciando junto a sus familias abusos sexuales y físicos por parte de los responsables de su cuidado.

La institución, a cargo de la Secretaría de Bienestar Social, alojaba a unos 748 menores (varones y mujeres) víctimas de violencia, aunque su capacidad es de 400. Ante esta tragedia, el gobierno destituyó al director y decretó tres días de luto oficial.

La Procuraduría de Derechos Humanos (PDH) guatemalteca había denunciado en 2016 ante la Justicia local y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la posible conexión entre algunos miembros del personal del hogar y una red de trata. "La PDH dio cuenta al Ministerio Público Fiscal y en octubre de 2016 la jueza en Primera instancia Penal Silvia de León ordena hacer una investigación", explicó Abner Paredes, defensor de la Juventud de la Procuraduría. «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N