Hebe de Bonafini cumplió 90 años y los festejó abriendo la casa de sus padres

La presidenta  de Madres de Plaza de Mayo comenzó los festejos por su cumpleaños inaugurando La Casa de Paco y Pepa, un espacio cultural abierto a la comunidad. En esa casa del barrio El Dique, de Ensenada, nació en 1928 y vivió durante su infancia.

4 de Diciembre de 2018

“Hace 90 años, en esta habitación, nací”, dijo Hebe de Bonafini en la habitación más grande de la casa de Calle 48 bis del barrio El Dique, en Ensenada, en la que fue la casa de sus padres. La presidenta de Madres de Plaza de Mayo comenzó los festejos por su cumpleaños 90 con la inauguración de esa vivienda como “La Casa de Paco y Pepa. Una casa abierta para todos”, reconvertida ahora en un espacio cultural para los vecinos.

El desayuno fue popular e íntimo. Tomaron mate cocido y comieron tortafritas con los vecinos de la zona, el intendente de Ensenada, Mario Secco, y las Madres. Debajo de la parra del patio de la casa en la que creció Hebe, todos le cantaron el feliz cumpleaños. 

La Casa de Paco y Pepa es una construcción antigua propia de la zona del puerto, que todavía conserva las viejas paredes de madera, la galería con un ventanal amplio de vidrios repartidos de colores y un patio con parra. Quedará abierta a la comunidad por idea de la presidenta de Madres, quien redobló la apuesta: cuando los militantes ensenadenses Enrique “Quique” Muiños y Fabián Gutiérrez le propusieron realizar una “Esquina de la Memoria” -un homenaje institucional que realiza la comuna de Ensenada- en la cuadra en la que nació y se crió la luchadora por los derechos humanos, ella les propuso hacer algo con la casa que acababa de desalquilarse y quedar vacía.

Así nació el centro cultural y cuando estuvo todo listo, Muiños y Gutiérrez le propusieron abrirla el martes 4 de diciembre para festejar su cumpleaños número 90. Hebe pidió un desayuno y que invitaran a los vecinos.

“Si puedo, salgo antes del trabajo y vengo. Pero no voy a venir a ver a Hebe, voy a venir a visitar a Kika”, adelantó un vecino cuando Muiños y Gutiérrez lo invitaron. En la zona, la Madre de Plaza de Mayo sigue siendo la misma de siempre con su apodo familiar.

La casa está a mitad de cuadra, es una construcción antigua que se extiende hacia el interior de la manzana. A medida que se avanza por las habitaciones se pueden ver las fotos de Hebe con sus padres Francisco Pastor y Josefa Bogetti, con sus hijos desaparecidos Jorge Omar y Raúl Alfredo Bonafini y con su hija menor, María Alejandra, adornando las paredes. Fotos antiguas de sus padres, de Hebe bebé, y otras con personajes como Diego Maradona o la Bruja Verón, se reparten por los distintos espacios.

“Tiene que ser un homenaje a mis padres”, dijo Hebe a Muiños y Gutiérrez cuando comenzaron a idear el espacio. Esa fue la única condición que puso. “Don Paco era un tipo que se preocupaba por el barrio, que pidió el asfalto, se ocupaba que prosperar con sus vecinos”, explicó Muiños frente a una fotografía en blanco y negro que muestra a Pastor reunido junto a otros varones del barrio en un terreno donado por Evita.

Hebe de Bonafini nació en esa casa de Ensenada el 4 de diciembre de 1928. Este martes festejó abriéndola a la comunidad. Allí funcionará una biblioteca de las Madres, y desde marzo albergará una escuela de música y una de danzas.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N