Eels: un universo indie de canciones entrañables y melancolía indeleble

Mark Everett volvió con su banda para lanzar "Earth to Dora". En diálogo exclusivo con Tiempo, destaca los pormenores del álbum.
22 de noviembre de 2020

Cuando el científico estadounidense Hugh Everett inauguró la teoría de los universos paralelos en la física cuántica no tenía la menor idea de lo que le iba a suceder en las décadas siguientes en su universo más cercano: él moriría por un infarto de miocardio, su hija esquizofrénica se suicidaría y su esposa fallecería a causa del cáncer. Estas trágicas historias tienen como único sobreviviente a su hijo Mark, un artista que canalizó dichas trayectorias a través de la expansión de otro universo: el musical.

Hace semanas Everett lanzó con su grupo Eels su 13° disco de estudio: Earth to Dora, un trabajo que reúne la melancolía y las buenas melodías que marcaron la trayectoria del proyecto: "Sinceramente no sé de donde salen las canciones. No trabajo con un proceso consciente. En lo personal, las melodías me surgen naturalmente desde que era pequeño. Después sí viene el trabajo de desarrollarlas de la mejor manera que uno puede", destaca el cantante y compositor. El flamante álbum fue grabado antes de la pandemia: "'Are We Alright Again' fue la única canción que grabamos durante las medidas sanitarias adoptadas frente al Covid-19. Por eso la letra exprese el deseo de volver a la normalidad y la música tiene una química distinta."

Everett -también conocido como Mr. E o simplemente E- incursionó en la escena alternativa desde mediados de los ’80, cuando lanzó una serie de discos solistas. Una década después, haciéndose cargo de la voz, la guitarra y los teclados, fundó Eels. Durante el segundo lustro de los ’90 y principios de este siglo el grupo se consolidó como una referencia importante del movimiento indie estadounidense. Everett es un talento singular e irreverente. Además de su carrera musical, condujo la serie documental Parallel Words, Parallel Lives para televisión y escribió la brillante autobiografía Things the Grandchildren Should Know.

El músico asegura que está satisfecho con el resultado de Earth to Dora, pero no sabe cómo lo tomará el público. "Estamos en un tiempo en el que la tecnología está cambiando y también la forma de escuchar", señala. Everett, al parecer, no es tan amigo de los cambios: "Mi generación pasó del longplay al CD, luego apareció el MP3, el streaming, el fin del CD, el resurgimiento del vinilo… Es un poco confuso. Yo personalmente disfruto de los álbumes completos. Y hasta diría que siento cierta envidia de los Beatles que produjeron y disfrutaron de toda su carrera editando vinilos."

La carrera de Eels tuvo como mayor éxito el corte “Novocaine for the Soul” y la participación en la banda de sonido de la película Shrek con “My Beloved Monster”, una acertadísima descripción del adorable ogro verde. Earth to Dora busca estar a la altura con los singles de difusión que se dieron a conocer a partir de agosto: “Baby Let’s Make It Real”, “Who You Say You Are” y “Are We Alright Again”. La placa se completa con el tema que da nombre al disco y con “Anything for Boo”, “Dark and Dramatic”, “Are You Fucking Your Ex”, “The Gentle Souls”, “Of Unset Letters”, “I Got Hurt”, “OK” y “Waking Up”. El trabajo demuestra que Mr. E, más allá de la nostalgia y cierta reticencia a los cambios, sigue siendo un músico inspirado.

La pandemia ahuyenta la posibilidad de los shows en vivo y casi pulveriza el sueño de las giras de artistas internacionales. Al menos por ahora. “La pasamos tan bien en las últimas giras que no quiero aburrirme pensando en cómo y cuándo será el regreso a los escenarios –confiesa–. Es muy difícil saberlo. Quizás pase recién en uno o dos años… Lo importante será todas las emociones que sentiré en ese momento y ojalá ese entusiasmo se transforme en una gira que me lleve por primera vez a la Argentina. La única razón por la que nunca fuimos allá fue por el tiempo: grabaciones, agendas de tours… Pero esperamos ir apenas sea posible, es uno de nuestros pendientes." «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual