A Caracas se le agotó la paciencia y rompió relaciones con Bogotá

Nicolás Maduro acusó a su par Iván Duque de prestar el territorio de su país para una agresión contra Venezuela.
(Foto: AFP)
24 de Febrero de 2019
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció ayer la ruptura tanto política como diplomática con Colombia y otorgó 24 horas para que los representantes del país vecino abandonen el territorio nacional. La reacción de Bogotá fue no reconocer al gobierno "usurpador" del chavista, ni su anuncio de romper relaciones, pero de todas maneras ordenó el regreso inmediato de sus funcionarios en el territorio del país vecino.

"No podemos seguir permitiendo que se preste el territorio de Colombia para una agresión contra Venezuela por eso hemos decidido romper todas las relaciones políticas y diplomáticas con el gobierno fascista de Colombia, y todos sus embajadores y cónsules deben salir en 24 horas. ¡Fuera de aquí la oligarquía!", dijo Maduro ante miles de seguidores en el centro de Caracas.

El jefe de Estado dijo que había tenido paciencia, pero indicó que no puede seguir "soportando", que desde esa nación se organicen actos contra Venezuela. Maduro aseguró que "nunca antes un gobierno de Colombia había caído tan bajo". "Eres el diablo Iván Duque, eres el diablo, y te secarás por meterte con Venezuela, Vade retro Satanás, fuera de aquí diablo",afirmó.

La ciudad colombiana de Cúcuta sirvió de centro de acopio de la ayuda humanitaria que impulsa la oposición en alianza con Estados
Unidos para que ingresara a Venezuela.

El gobierno de Iván Duque dijo que reconoce "al presidente Juan Guaidó a quien le agradece la invitación que hace a los funcionarios diplomáticos y consulares colombianos a permanecer en territorio venezolano", señaló el canciller Carlos Holmes Trujillo.
Sobre la salida de diplomáticos colombianos de Venezuela, Holmes Trujillo señaló que dispondrá el regreso de los funcionarios "con el fin de preservar" su vida e integridad.  "Colombia responsabiliza al usurpador Maduro de cualquier agresión o desconocimiento de los derechos que tienen los funcionarios colombianos en Venezuela", añadió.

La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez agregó por su parte que "Maduro no puede romper relaciones diplomáticas que Colombia no tiene con él", en su cuenta de Twitter. Bogotá prácticamente no tiene relaciones con el gobierno chavista desde mediados de 2017.

Por otra parte, el canciller venezolano Jorge Arreaza acusó a los Gobiernos de Estados Unidos y Colombia de violar la carta de Naciones Unidas, tras impulsar el ingreso por la frontera de ayuda humanitaria sin la autorización de su Gobierno. "A partir del show de propaganda organizado en la frontera, los gobiernos de EE UU y Colombia han violado prácticamente todos los principios y propósitos de la Carta de la ONU, la comunidad mundial los observa y en el seno de la ONU se tomarán las acciones que correspondan", señaló Arreaza en la red social Twitter.

La vicepresidenta Delcy Rodríguez, a su vez, enfatizó que en Venezuela "no hay crisis humanitaria" y recordó que en el marco del derecho internacional se procede a una ayuda humanitaria sólo en caso de catástrofes naturales y conflictos armados. «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS