"Cuadernazo": los gráficos y fotógrafos estuvieron 12 horas presos tras la represión

Cooperativas realizaron un cuadernazo frente al Congreso para denunciar las crisis que atraviesa el sector. Bajo la forma de un cuadernazo, los trabajadores fueron violentamente desalojados por la fuerza de seguridad, que detuvo a cinco personas, entre ellas el fotógrafo autor de la imagen viral de la movilización de los productores rurales. Recién fueron liberadores por la noche.

20 de Febrero de 2019

Es parte del paisaje: un grupo de trabajadores se manifiesta –exige, repudia– y una tropa de policías reprime y detiene. Esta vez fue el turno de los empleados de la imprenta Madygraf (ex Donnelly), quienes, junto con organizaciones obreras, estudiantiles y políticas, concentraron frente al Congreso y dieron forma al “Cuadernazo” para denunciar irregularidades en la licitación de materiales escolares del Ministerio de Educación, a cargo de Alejandro Finocchiaro. La respuesta no se hizo esperar: gases, palos y detenciones, incluida, la de dos reporteros gráficos.

Según el relato de los trabajadores reprimidos, alrededor de las 10:30, cuando se estaban repartiendo cuadernos de manera gratuita en el cruce de las avenidas Rivadavia y Entre Ríos, el jefe del operativo de seguridad que “custodiaba” la protesta se les acercó para pedirles que liberaran otro carril (hasta ese momento había tres carriles liberados) y sin que nada –una negativa, una actitud desafiante– lo justificara, los efectivos de la Policía de la Ciudad avanzaron contra los manifestantes deteniendo y golpeando al fotógrafo de la revista Cítrica, Juan Pablo Barrientos, a su colega de Página 12, Bernardino Ávila y a tres empleados de la imprenta.

“El ministro de Seguridad de la Ciudad Marcelo D´Alessandro salió a decir que hicimos un corte total, y eso es mentira, había tres carriles liberados, ellos pidieron uno más,  y mientras hablábamos, la policía empezó a pegar y a tirar gases lacrimógenos, obviamente no fue espontáneo, los policías estaban cumpliendo órdenes”, le cuenta a Tiempo Jorge Medina, uno de los trabajadores de Madygraf que sufrió la “intervención” policial.

Mediante la entrega gratuita de cuadernos, los trabajadores de la fábrica recuperada en 2014 reclamaron por haber realizado la oferta más barata para el Estado", pero que de todas maneras fue desestimada por el Ministerio de Educación.

“Nosotros –continua Medina– nos manifestamos porque queremos trabajar, fuimos los mejores oferentes del Estado, pero nos responden con palos y gases. Exigimos que nos reciba el ministro Finocchiaro y que nos dé una solución. Es un escándalo, que el Ministerio reconozca irregularidades internas y que por eso dejé sin trabajo a 150 familias. Van a reabrir la licitación, pero cambiando las bases y condiciones. Por ejemplo, antes había un pago adelantado para la compra de insumos de papel de 25 millones de pesos; ahora, en cambio,  el pago de esa suma es a contra entrega. Para nosotros es imposible juntar esa plata, lo que hacen es para favorecer a las grandes empresas y monopolios del sector”.

Los fotógrafos detenidos, en tanto, fueron alojados en la comisaria 52 y luego trasladados a la fiscalía ubicada en la sede de la Comuna 14, en la calle Berutti 3345. La Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (Argra) repudió la represión durante la manifestación en el Congreso y convocó a un “camarazo” en la puerta de la fiscalía para exigir la inmediata liberación de los trabajadores de prensa, que recién ocurrió pasadas las 10 de la noche del miércoles.

(Fotos: Gentileza de Joaquín García Conde)

— delegadospagina12 (@delegadosp12) February 20, 2019
Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Comentarios


Generic placeholder image
hace 2 meses
cpardi

móvil:N