A los 89 años, murió en La Habana el poeta Roberto Fernández Retamar

Presidente de la Casa de las Américas, amigo de Cortázar, figura clave de la Revolución, escribió decenas de libros que trascendieron su obra. Evo Morales lo recordó con un emotivo mensaje.

21 de Julio de 2019
"La muerte de Roberto Fernández Retamar es una pérdida irreparable para la cultura cubana”. Así, la Casa de las Américas lamentó la muerte de su presidente desde 1986, el intelectual y poeta que falleció en La Habana a los 89 años. En el mismo texto, la institución cubana dedicada a la promoción, difusión e integración de las letras de América Latina y El Caribe, anunció que los restos del poeta cubano serán cremados y sus cenizas lanzadas al mar en ceremonia familiar, y que el próximo mes de septiembre la Casa realizará un homenaje.

Docente, ensayista, poeta, intelectual, editor e integrante de la Academia Cubana de la Lengua, Fernández Retamar escribió decenas de libros de poesía y ensayos, entre los cuales destaca "Calibán". En 1989 recibió el Premio Nacional de Literatura y en 2008 fue distinguido con el premio internacional ALBA de las Letras.
Además de la Casa, el intelectual, cercano a grandes escritores como Julio Cortázar, con quien tenía una frecuente correspondencia, fue una figura de la cultura clave en la Revolución Cubana: fue diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular y miembro del Consejo de Estado de la República de Cuba.

En este sentido, el texto de la Casa de las Américas explicó "es imposible disociar su nombre de la historia de la Revolución cubana, separarlo de un fenómeno que ha sido asunto e inquietud permanente, tanto como escenario vital y caja de resonancia de su figura y su obra"

La noticia de la muerte de Fernández Retamar, el último sábado en la Habana, tuvo miles de repercusiones en las redes sociales, como la del presidente de Bolivia, Evo Morales.

— Evo Morales Ayma (@evoespueblo) July 21, 2019
Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS