A seis meses del asesinato de Rafael Nahuel continúa el pedido de justicia

Distintas movilizaciones lo recordaron en Bariloche y en Buenos Aires. Los cinco albatros que dispararon 114 proyectiles durante el desalojo aun no fueron juzgados.
25 de Mayo de 2018

A seis meses del asesinato de Rafael Nahuel durante una incursión del grupo Albatros de la Perfectura Naval en la comunidad Lafken Winkul Mapu, frente al Lago Mascardi, a 35 kilómetros de Bariloche, distintas movilizaciones lo recordaron. En la Ciudad de Buenos Aires, un grupo se concentró en el monumento a Julio Argentino Roca para pedir justicia por la muerte de Nahuel, un joven de 22 años que murió luego de que una bala le ingresara por el glúteo. En Bariloche, en tanto, la movilización estuvo encabezada por los padres de Nahuel, quienes criticaron que luego de medio año no hayan sido detenidos los culpables.

Aquel 25 de noviembre de 2017, el mismo día que estaba siendo velado Santiago Maldonado, un grupo de cinco albatros ingresó al territorio luego de que dos días antes el juez federal Gustavo Villanueva ordenara el desalojo de la comunidad mapuche Lafken Winkul. Según las pericias que se realizaron sobre las armas secuestradas a los albatros, dispararon 114 proyectiles, un número que muy difícilmente se pueda considerar como válido para el argumento de la defensa propia.

“Como madre no puedo estar tranquila. Me lo paso llorando a mi hijo. Sólo pido justicia. Van seis meses y no tenemos detenido a ninguno de los culpables. No queremos que su muerte quede impune”, sostuvo Graciela Salvo, la madre de Rafael, durante la macha que se realizó en el Centro Cívico de Bariloche este viernes.

Las movilizaciones no fueron la única manera de recordar al joven asesinado a sus 22 años ni de pedir justicia por su muerte. A través de las redes, también se sumaron a la conmemoración representantes de los derechos humanos como Nora Cortiñas y Adolfo Pérez Esquivel y músicos como Ricardo Mollo y Kevin Johansen.

— CeProDH (@ceprodh) 25 de mayo de 2018
Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS