8M: multitudinaria movilización de mujeres contra la violencia machista y el ajuste

El documento final, producto de la discusión colectiva en asambleas, incluye a todas las identidades sexuales no heteropatriarcales y suma los reclamos laborales, por la legalización del aborto y el freno al ajuste. Tensión entre parte de las organizadoras y los sindicatos. 

Por Gimena Fuertes - @gimenafuertes
8 de Marzo de 2019

La multitudinaria movilización de mujeres llegó esta noche a la Plaza de Mayo donde se realizó la lectura de un documento que sirvió de cierre al nuevo Paro Internacional y Plurinacional de Mujeres. El balance incluyó duras críticas al modelo de ajuste del gobierno de Cambiemos, el reclamo por políticas políticas públicas para poner un freno a la violencia machista y por el aborto legal, seguro y gratuito. 

El documento final de la convocatoria fue el resultado de cuatro asambleas masivas en las que se discutieron los ejes centrales de la convocatoria. 

Mujeres de todas las edades, en especial de adolescentes y jóvenes, participaron de la movilización que se desplazó desde el Congreso por Avenida de Mayo y las calles adyacentes. La bandera de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito fue la primera en ingresar a la Plaza de Mayo, mientras que las organizaciones estudiantiles marcharon por Diagonal Norte y las agrupaciones sindicales por Diagonal Sur. 

A la hora de leer el documento, organizadoras de los partidos de izquierda acusaron a los sindicatos de no aportar el dinero para sustentar el pago del escenario y el sonido. Lo anunciaron por micrófono y parte de las manifestantes donaron dinero para que se realice la lectura del documento. 

En respuesta, a las acusaciones, la secretaria de Género de la CTA, Estela Díaz, aclaró, en nombre de todos los sindicatos: “Jamás nos comprometimos a que el sonido lo íbamos a poner nosotras. El aporte se hace ahí entre todas”

También podés ver: Las mejores fotos del 8M en Buenos Aires

El documento leído como cierre de la movilización

Estamos de pie por cuarta vez, haciendo un Paro General Internacional y Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Trans, Bisexuales, No Binaries, gordis e intersex de la clase trabajadora; ocupades, desocupades, precarizades, piqueteres y de la economía popular, visibilizando especialmente a las mujeres indígenas, originarias, afroargentinas y negras en pos de empezar a saldar la deuda histórica para con elles. Este 8M paramos porque somos parte de una historia colectiva e internacional y porque Macri y los gobernadores ajustadores, con su violencia capitalitalista y neoliberal, pretende robarnos el trabajo, el pan, la salud y la educación. Luego de la marea verde que inundó las calles y las plazas de toda la Argentina y el mundo deen 2018, nos organizamos masivam en para exigir que finalmente el aborto sea legal, seguro y gratuito. Paramos porquelas mujeres, lesbianas, travestis, trans, no binaries, gordes e intersexs no tenemos futuro con el modelo económico de Mauricio Macri y les gobernadores ajustadores junto a las iglesias no tenemos futuro.

Paramos porque organizades decimos bien fuerte: Basta de violencia machista en todos los ámbitos, basta de trata, basta de femicidios, travesticidios, transfemicidios y crímenes de odio. Paramos porque el ajuste de Macri y les gobernadores ajustadores pauperiza nuestras vidas y el presupuesto del FMI votado por el Congreso dice que nuestras vidas valen menos que un boleto de colectivo.

Denunciamos a las direcciones de las centrales sindicales –CGt y CTAs- por darle la espalda nuestro movimiento al no llamar al paro por el 8M y exigimos una vez más un paro general efectivo por nuestras reivindicaciones.

Paramos porque todes somos trabajadoras y trabajadores; somos la clase contra la que va el capitalismo en el mundo, el neoliberalismo en nuestra región y el macrismo en nuestro país, mediante el avance de la derecha y el imperialismo en toda nuestra América Latina.

En este paro recogemos la historia de todos los paros históricos del movimiento feminista y la hacemos nuestra, porque estamos en primera fila contra las derechas reaccionarias, los planes neoliberales y la injerencia de los gobiernos imperialistas. Paramos contra la Reforma Laboral nacional o sectorial y contra la Reforma Previsional, que afectan nuestro presente y nuestro futuro, pauperizándonos y feminizando aún más la pobreza en nuestro país, profundizando la injusticia social y condenando a todes les de trabajadoras y trabajadores a una deuda ilegal, ilegitima y fraudulenta.

Hoy levantamos la fuerza ancestral colectiva de nuestra diáspora libertaria: cumb19ra obrera y constructora de las organizaciones sindicales combativas de principios de siglo del año pasado, que lideraron heroicas luchas de la clase obrera contra la patronal y el Estado.

Estamos acá porque nos precedieron las luchas protagonizadas por las resistencias de mujeres indígenas originarias sustraídas de sus territorios y la de mujeres africanas traídas por la trata esclavista y sus descendientes negras y afroargentinas; las luchas de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, por les piqueteres, por las mujeres, lesbianas, travestis, trans y personas no binaries, gordes e intersexs organizades.

Paramos, resistimos y nos movilizamos en las calles ante la avanzada de ciertos sectores neofascista en Latinoamérica y en el mundo que nos tiene bajo el foco de su ataque atentando contra nuestras vidas y nuestros derechos humanos.

Nos pronunciamos en contra de los discursos de odio que normalizan e imponen la norma del heterocispatriarcado. La biología no es destino, por eso paramos y le decimos NO al biologicismo. Nuestro movimiento no tiene dueñe: es de les trabajadoras ocupades, desocupades, precarizades, piqueteres y de la economía popular, mujeres, travas, trans, lesbianas, putas, personas en situación de prostitución, personas no binaries, bisexuales, intersex, negres, originaries, gordes, sordes, ciegues, usuaries de sillas de ruedas y otras.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS