Aborto en el Senado: un referente antiderechos confundió el proyecto de los 1.000 días con la IVE

Entre los expositores en el debate previo al dictamen, una de las perlitas la protagonizó el especialista en fertilización asistida, Eduardo Young. Por su parte, Paula Litvachky, presentó un informe del Cels que refleja la persecución penal contra las mujeres. 

15 de diciembre de 2020

Con la participación de 19 abogados y especialistas, el plenario de las comisiones de Banca de la Mujer, Justicia y Asuntos Penales, y Salud del Senado comenzó este martes con las rondas de exposiciones sobre el proyecto de legalización del aborto, con media sanción de Diputados. El momento más citado fue el que protagonizó el especialista antiderecho al aborto Edgardo Young, quien confundió la iniciativa de los 1000 días con el de interrupción voluntaria del embarazo.

El debate continuará durante todo este miércoles y el jueves por la mañana con nuevas ponencias, mientras que por la tarde se firmaría dictamen, con la intención de sesionar el próximo martes 29.

Una de las ponencias más contundente fue la de Paula Litvachky, directora ejecutiva del Cels, quien elaboró un informe sobre la cantidad de causas penales contra mujeres que hay en todo el país. "La ilusión penal de imponer una moral única llega bien lejos pero nunca aporta construcciones colectivas igualitarias. Hoy, con esta política, el Estado persigue y desampara, este es el verdadero proyecto de descarte, los efectos de la criminalización", advirtió.

...

Podés leer: Aborto legal: 2018 dejó secuelas que vuelven urgente la aprobación

También expusieron por la mañana Gala Díaz Langou, directora de Protección Social en CIPPEC; María Elena Critto, socióloga especialista en temas de salud; Alberto Bianchi, abogado penalista; y Luciana Sánchez, abogada penalista del caso Diana Sacayán, quien sostuvo: "Cuando se prohíbe el aborto, también se prohíbe la circulación de ideas y esto se lo hace solo a personas con capacidad de gestar y a las mujeres. Se considera que no debemos tener derecho a determinado tipo de conocimientos".

Además habló la jurista doctora en derecho, Aída Kemelmajer: “Hay una norma que dice que la vida se protege desde la concepción pero además de esa norma, otras y otros principios jurídicos sostienen el derecho de toda persona a no ser instrumentalizada al llevar adelante su propio proyecto de vida”, sostuvo.

El momento más disruptivo del plenario llegó con el primer expositor del segundo tramo, Edgardo Young, miembro de la Academia Nacional de Medicina y especialista en fertilización asistida, quien se pronunció en contra del derecho de las personas gestantes a abortar, e identificó el concepto de vida con el de persona, estrategia argumentativa repetida dentro de los senadores y expositores antiderecho al aborto.

“Le ponen fecha de mil días y nunca entendí y nadie me explicó por qué son los mil días” dijo el especialista en fertilidad al confundir los dos proyectos en debate, el del acompañamiento económico y social a las personas gestantes que deciden llevar adelante un embarazo y el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo.

En su web personal, Young se presenta a sí mismo como “recibido de Médico y de Doctor en Medicina en la Universidad de Buenos Aires y acreditado posteriormente como especialista en Ginecología en la misma Universidad”. Y sigue con su currículum: “Completó su residencia hospitalaria en el Hospital Universitario de Clínicas de la Universidad de Buenos Aires, donde fue jefe del Departamento de Fertilidad desde el año 1973 hasta 1985.Desde el año 1985 hasta la fecha dirige el Instituto de Ginecología y Fertilidad de Buenos Aires (IFER) y es presidente de la Fundación Argentina para el tratamiento de la Esterilidad. Asimismo, es Profesor Consulto de Reproducción Humana en la Universidad de Buenos Aires”.

Las críticas llovieron en las redes sociales y su exposición se repitió en las radios y televisión. Hasta el momento, según pudo saber Tiempo, ningún senador a favor de la continuidad del aborto clandestino se hizo cargo de su convocatoria.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual