Absolvieron a una pareja que había sido condenada por escrachar al asesino de su hija

Un fallo en segunda instancia dio vuelta la condena a dos años de prisión en suspenso que pesaban sobre los padres de Yésica Parra, una destacada bailarina de salsa de 25 años que murió en un accidente de tránsito.
26 de Septiembre de 2017

La Sala II de la Cámara de Apelaciones de Mar del Plata revirtió el escandaloso fallo de la jueza Correccional Jorgelina Camadro que condenaba a dos años de prisión en suspenso a Gustavo Parra y Sandra Ponzo. ¿Qué delito habían cometido? Escracharon en varias oportunidades a Julián Materia, el hijo de un reconocido empresario de la zona que protagonizó el accidente en el que Yésica Parra murió en 2014. No había pasado un año que el sospechoso volvió a conducir y a matar.

El 15 de enero Yésica iba como acompañante en una moto por Mendoza y Saavedra de la ciudad balnearia cuando Materia, entonces de 19 años, la embistió con una camioneta Toyota Hilux.

“Comenzamos a denunciar la inoperancia de la fiscalía de Delitos Culposos y se ve que empezamos a ser molestos. Pedíamos que le sacaran el registro para que no se repitiera lo que le pasó a nuestra hija”, explicó Gustavo Parra, el padre de la víctima, a Tiempo Argentino a mediados de este año cuando se enteró que la jueza Camadro lo había condenado por coacción continuada, al igual que a su mujer.

El 4 de octubre de 2014, Materia volvió a atropellar. Susana Rey, de 68 años, cruzaba la calle en la esquina de Mendoza y Paso cuando la camioneta del joven la embistió. Un mes después, el 11 de noviembre, tras varias intervenciones la mujer murió. La causa cayó en manos de la misma fiscalía, que resultó blanco de renovadas críticas.

Poco después, Materia entregó voluntariamente su registro de conducir, sin que la justicia se lo exigiera. Además, se supo que al sospechoso le habían abierto una causa apenas una semana antes del accidente con Parra por consumo de marihuana. En febrero del año siguiente, un empleado de la municipalidad de Mar del Plata denunció que Materia había comprado su licencia y como si fuera poco, un hermano de Yésica lo denunció penalmente porque el muchacho lo había amenazado de muerte en una discoteca.

Tal como había informado Tiempo Argentino, el juicio oral contra Materia permanece suspendido; mientras tanto, avanzó a un ritmo inusitado una denuncia impulsada por la defensa del imputado en contra de la familia Parra por las sucesivas protestas, escraches y reclamos a la justicia.

La jueza Camadro condenó, entonces, a los padres de la bailarina sin la presencia del Ministerio Público Fiscal ya que no participó del ese juicio exprés. La parte acusadora sólo estuvo representada por la querella. Se trata de la misma defensa de Materia que ahora tiene en sus manos la apelación del reciente fallo de los jueces de la Sala II, Adrián Angulo, Marcelo Madina y Walter Dominella. La insólita causa puede llegar a la Suprema Corte Bonaerense. 

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS