Abusos: en medio de otro escándalo, Francisco convoca a las Conferencias episcopales

En febrero de 2019 se hará un encuentro en el Vaticano de todos los presidentes de Conferencias episcopales para tratar el tema de "la protección de los menores". Un informe reveló que en Alemania más de 3.500 niños fueron abusados entre 1946 y 2014.

(Foto: AFP)
12 de Septiembre de 2018

El papa Francisco convocó para febrero de 2019 a una reunión en el Vaticano de todos los presidentes de Conferencias episcopales para tratar el tema de "la protección de los menores", anunció este miércoles la Santa Sede. La información se difundió mientras en Alemania se conoció un informe que reveló que miles de niños sufrieron abusos ​​sexuales a manos de sacerdotes entre 1946 y 2014.

La reunión convocda por la Santa Sede tendrá lugar entre el 21 y 24 de febrero de 2019, según un comunicado del "C9", el Consejo de cardenales que ayuda al Papa Francisco en la reforma del Vaticano.

Desde hace meses, el papa se enfrenta a una crisis sin precedentes por las continuas revelaciones de escándalos de abusos sexuales, en varios países, en particular Australia, Chile y Estados Unidos.

El exembajador de la Santa Sede en EE UU, monseñor Carlo María Vigano, llegó a pedir la dimisión del papa en agosto, tras acusar a Francisco de haber protegido durante cinco años al cardenal estadounidense Theodore McCarrick, sospechoso de agresiones sexuales a seminaristas y clérigos.

El papa tiene previsto recibir el jueves a los principales miembros de la Conferencia episcopal estadounidense: su presidente, el cardenal Daniel DiNardo, su vicepresidente, monseñor José Horacio Gómez y su secretario general, monseñor Brian Bransfield. Estará presente igualmente el arzobispo de Boston, Sean O'Malley, presidente de la Comisión pontifical para la protección de menores.

La comisión de O'Malley ya había advertido el domingo que la lucha contra los abusos a menores debía ser la "prioridad" de la Iglesia católica.

Escándalo en Alemania


La Iglesia católica alemana se declaró este miércoles "consternada y avergonzada" tras la filtración de un estudio que revela que miles de niños sufrieron abusos ​​sexuales a manos de sacerdotes entre 1946 y 2014. "Somos conscientes de la amplitud de los abusos sexuales que demuestra el estudio. Nos sentimos consternados y avergonzados por ello", declaró el obispo Stephan Ackermann en nombre de la Conferencia episcopal.

El informe pretende echar "más claridad y transparencia sobre esta página oscura de la historia de la Iglesia" dijo el obispo. 

Sin embargo Ackerman criticó la filtración del documento, encargado por la Iglesia hace cuatro años, antes de su presentación en la conferencia programada para el 25 de septiembre en Fulda, señalando que los miembros de esta asamblea "no fueron informados del estudio en su conjunto". Y que la filtración es "un duro golpe para las víctimas de abuso sexual".

Al menos 3.677 niños, en su mayoría varones menores de 13 años, fueron víctimas de abusos sexuales por parte de 1.670 clérigos, revelaron los semanarios Spiegel y Die Zeit.

Durante tres años y medio, un grupo de investigadores de las universidades de Mannheim, Heidelberg y Giessen examinó 38.000 'dossiers' y manuscritos provenientes de 27 diócesis alemanas y transmitidos por la Iglesia. No obstante no tuvieron acceso directo a los archivos. 


Según el informe, durante décadas la Iglesia ha "destruido o manipulado" numerosos documentos vinculados a los sospechosos, y ha "minimizado" la gravedad y la amplitud de los hechos.

En Alemania, además, en 2017, se dio a conocer un informe según el cual al menos 547 niños del famoso coro católico de Ratisbona fueron víctimas de sevicias entre 1945 y 1992.

En este caso, el hermano del expapa Benedicto XVI y el cardenal Gerhard Ludwig Müller, exjefe de la Congregación para la Doctrina de la Fe, destituidos en 2017 por Francisco, están indirectamente implicados. 

El obispo Georg Ratzinger, quien dirigió entre 1964 y 1994 este coro milenario de niños cantores, dijo que no estaba al corriente de los abusos sexuales. Pero para el abogado de las víctimas, Ulrich Weber, "hizo la vista gorda" e hizo prevalecer una "cultura del silencio".


Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS