Acampe en Plaza de Mayo contra el ajuste y el tarifazo

Organizaciones sociales prometieron mantenerse allí con 400 carpas hasta que el gobierno los reciba.
27 de Septiembre de 2016

"Levantaremos más de 400 carpas contra el 'tarifazo', el ajuste inflacionario, la destrucción de puestos de trabajo y la multiplicación de la pobreza", declaró Marianela Navarro, una de las organizadoras del acampe que desde esta mañana ocurre en La Plaza de Mayo en reclamo por el tarifazo.

El intento del presidente Mauricio Macri de ajustar las tarifas es el mayor dolor de cabeza del gobierno. Mitines callejeros y fallos judiciales forzaron la disminución desde abril al menos dos veces los incrementos.

"Venimos de las provincias de Buenos Aires, Neuquén, Chaco y Santa Fe”, dijo Navarro, dirigente de Asociación Gremial de Trabajadores Cooperativos Autogestionados y Precarizados (AGTCAP).

Los organizadores prometieron acampar en la plaza hasta que las autoridades los reciban. "Los ajustes siempre recaen sobre las espaldas de los más pobres", dijo Navarro.

En esta confrontación que lleva cinco meses, Macri argumentó que los precios de la energía estaban retrasados por subsidios aplicados en 12 años de gobiernos peronistas de centroizquierda, hasta 2015.

Organizaciones sociales y de consumidores pusieron el grito en el cielo frente a incrementos que oscilaban entre 200% y 2.000%. Primero el gobierno dio marcha atrás y atenuó la suba del gas hasta 500%. Después de una audiencia pública ordenada por la Corte Suprema, prometió limitarla a 200%.

Pero este fin de semana comenzaron a llegar facturas de luz. A Cueroflex, una fábrica recuperada por los obreros tras las quiebras de 2001, se la habían aumentado primero de 50.000 a 350.000 pesos (de 3.250 a 23.000 dólares).

La justicia frenó la suba. Ahora la empresa recibió otra factura, pero por 813.000 pesos (53.000 dólares) y "es impagable", denunció el director de la cooperativa, Jorge Reisch.

Miles de pequeñas y medianas empresas están acorraladas por los aumentos, junto con la caída del consumo a causa del debilitamiento del poder adquisitivo de los salarios y una recesión que arrastra tres trimestres consecutivos de caída del producto interno bruto, dijo el dirigente empresario Francisco Dos Reis.

La inflación se calcula en el 43% este año y la desocupación roza el 10%, según cifras oficiales. La economía cayó 3,4% en forma interanual en el segundo trimestre

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS