Admiraba la agricultura argentina. Por Patricio Echegaray, presidente del PC Argentino

La relación de Fidel con Argentina fue muy intensa y profunda. Tenía familiares aquí y siempre noté gran cercanía con la realidad política, económica y social argentina.

Hubo varias etapas y una de las principales fue su relación con Perón y con José Ber Gelbard. Como se sabe, hicieron acuerdos que significaron una muy trascendente participación de productos argentinos en la economía cubana, desde locomotoras y barcos hasta automóviles. Fue un momento de ruptura del bloqueo. Fidel siempre contaba que las empresas trasnacionales se negaban a participar, y que Perón y Gelbard les dijeron que si no lo hacían podían empezar a preparar el equipaje para dejar el país.

También mostró la solidaridad cubana con el reclamo por Malvinas y mantuvo una relación bastante folklórica con Carlos Menem, quien para quedar bien le mandaba vinos a los que, debo decir, Fidel consideraba de dudosa calidad.

Una vez le comenté esa cercanía muy activa y él me habló de su admiración por la agricultura argentina: "Es tan poderosa que aunque ustedes tomaran el gobierno no la podrían destruir." Se refería así a las dificultades que la revolución ha tenido con la agricultura... «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual