Aecio Neves, ex candidato contra Dilma, implicado en sobornos de Odebrecht

El titular del PSDB, opositor del PT, habría cometido un fraude cuando gobernó Minas Gerais.
2 de Febrero de 2017

San Pablo

El presidente del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), senador Aecio Neves, principal aliado del gobierno de Michel Temer, fue acusado por un ejecutivo de la empresa de ingeniería Odebrecht de haber cometido fraude en la construcción de la ciudad administrativa de Minas Gerais con el objetivo de permitir el pago de sobornos, publicó este jueves la prensa local.

El ex presidente de Odebrecht Infraestructura, Benedicto Junior, acusó directamente a Neves, hoy senador y ex candidato presidencial derrotado en 2014 por Dilma Rousseff, del fraude en la obra de 2010, la ciudad administrativa de Minas Gerais que costó, al cambio actual, 700 millones de dólares.

La Ciudad Administrativa de Minas Gerais es un proyecto modernista del mítico arquitecto brasileño Oscar Niemeyer, fallecido en 2012, que concentró en las afueras de Belo Horizonte la mayor parte de los órganos públicos del estado donde Neves fue gobernador durante dos períodos.

La acusación, revelada por el diario Folha de Sao Paulo en su portada, está incluida en la delación premiada de 77 ejecutivos de Odebrecht que fue homologada por la corte suprema el lunes pasado.

El senador Neves repudió la acusación y en un comunicado pidió levantar el secreto de sumario de las confesiones negociadas "para que todo el contenido sea de conocimiento público".

Según el delator, Aecio le pidió negociar la construcción de la obra con su asesor y ex funcionario Oswaldinho Borges, quien fue acusado de pedir sobornos por valores correspondientes a 2,5% y 3% sobre el total de los contratos. Benedicto Junior, de Odebrecht, contó en el expediente que el propio Neves eligió las empresas constructoras.

Odebrecht se quedó con el 60% de esa obra pública de Minas Gerais, que era el bastión del PSDB hasta 2014 junto con el estado de San Pablo, a la cual se asociaron las empresas OAS, Andrade Gutiérrez y Queiroz Galvao.

Esta confesión, según Folha de Sao Paulo, causa daños en el acuerdo que hizo Andrade Gutiérrez para reducir sus sanciones por corromper funcionarios debido a que no había sido incluida la obra que supuestamente vinculaba a Neves. La delación de Odebrecht promete ser una bomba política porque sus ejecutivos, por reducción de penas, acordaron contar delitos de corrupción y apuntar a políticos y parlamentarios.

En la campaña de 2014, Neves recibió en forma oficial 15 millones de reales (unos 5,2 millones de dólares al cambio actual) por parte de Odebrecht como donación oficial registrada ante la justicia electoral.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS