Alberto y Cristina llamaron a "ponerle fin al ciclo neoliberal en la Argentina"

La fórmula del Frente de Todos cerró la campaña electoral con un multitudinario acto en Mar del Plata. Sobre la rambla, y con el mar a un lado, ambos se mostraron junto a los gobernadores, intendentes y los candidatos a gobernador, Axel Kicillof y a intendenta de La Feliz, Fernanda Raverta. "El domingo, boleta completa...adentro", convocó Fernández. 

24 de octubre de 2019

Con la tradicional rambla marplatense como escenario emblemático, los candidatos del Frente de Todos cerraron la campaña electoral nacional para las elecciones del próximo domingo invitando a los argentinos a votar la boleta completa de la coalición que logró construir una alternativa con amplias chances de imponerse en las urnas.

Rodeados de una multitud que al grito de “vamos a volver” redobló el voto de confianza que les depositó en las primarias abiertas del 11 de agosto, el candidato a presidente Alberto Fernández y su compañera de fórmula, Cristina Fernández, llamaron a la ciudadanía a ponerle fin al ciclo neoliberal, y “dar vuelta la página oprobiosa que empezó en diciembre de 2015”

La dupla arribó al escenario caminando por la rambla y con el mar como telón de fondo. Sobre el escenario los esperaban los gobernadores, el candidato a gobernador bonaerense Axel Kicillof,  su compañera de fórmula Verónica Magario  y la candidata a intendenta de mar del plata y anfitriona, Fernanda Raverta.

Emocionado ante las referencias de Raverta y Cristina al rol que cumplió como jefe de Gabiente de Néstor Kirchner, Fernández marcó las diferencias entre la construcción política que reúne al PJ y el kirchnerismo y la fuerza que gobierna la Argentina desde 2015. “Ellos representan los intereses que benefician a los poderosos. Nosotros, entre los jubilados y los bancos, elegimos a los jubilados, entre la educación pública y los bancos, elegimos la educación pública, entre la salud pública y los bancos, elegimos la salud pública, entre los trabajadores y los que especulan, elegimos a los que trabajan” aseguró.

“Cada uno que me abraza y me pide auxilio debe saber que en cada discurso que damos estamos firmando un contrato moral y ético para hacer la Argentina que atienda a los desposeídos, la Argentina que vuelva a crecer”, agregó.  

Sobre el final, Alberto emuló al candidato a intendente de Bahía Blanca, y ensayó un intercambio con la multitud: “El domingo, boleta completa…” les dijo, y el público le contestó “¡Adentro!”

Lo precedió en la palabra Cristina Kirchner. Como su compañero de fórmula, destacó el rol que vienen a cumplir tanto Kicillof como Raverta como referentes de la nueva dirigencia política.

La ex presidenta recordó el rol que cumplieron ambos como diputados nacionales al oponerse a la reforma previsional y el pago a los fondos buitre y apoyar la ley antidespidos, luego vetada por Mauricio Macri, y logró emocionar a Alberto Fernández cuando aseguró: “Alberto no fue diputado nacional ni ocupó ningún cargo en estos cuatro años, pero fue el jefe de gabinete del proyecto político que en 2003 le devolvió la dignidad a los argentinos”.

“Por eso –continuó- ésto no es solamente un cierre de campaña con candidatos. Nosotros, los que estamos acá, somos hombres y mujeres que tenemos convicciones, que pensamos que la patria no es una construcción simbólica, hombres y mujeres que creemos en el rol del Estado como el gran igualador de las diferencias”.

Axel Kicillof puso el foco en las consecuencias de la gestión macrista en la ciudad de Mar del Plata y en la provincia de Buenos Aires: “No hay que olvidar que estos cuatro años ha habido un modelo que no era solo económico. Era un proyecto cultural, simbólico que buscaba imponer una forma de vida basada en el egoísmo, en el sálvese quien pueda, en la idea de que el país puede manejarse como una empresa”, sostuvo.  

Kicillof reocordó que visitó ocho veces la ciudad de Mar del Plata durante la campaña, que se inició mucho antes de que se constituyera el Frente de Todos como una construcción competitiva. Y advirtió que Juntos por el Cambio escondió a sus candidatos, en alusión a María Eugenia Vidal y Macri.  “Acá estamos todos los que estamos orgullosos de lo que somos, no tenemos que esconder a nadie  y les pedimos que voten toda esa boleta  con los candidatos que vienen a cambiar las prioridades. Necesitamos rápidamente este 27 trabajar con calma, tranquilidad. El presidente nos mandó a dormir y acá hasta el día domingo no se duerme nadie”, afirmó.

Raverta, ovacionada por la multitud, recordó que la campaña en Mar del Plata comenzó despacio, “escuchando barrio por barrio, cuadra por cuadra, en cada comercio, en cada institución, en cada lugar”. “La angustia era enorme, ustedes saben –agregó- pero a partir de las PASO en el corazón de nuestros vecinos y vecinas anidó la esperanza de que el 10 de diciembre podemos construir un tiempo nuevo”.  La joven dirigente, que tiene una partida difícil porque, pese a haber sido la candidata más votada en las primarias no logró superar el voto conjunto de todos los precandidatos de Cambiemos, llamó a los marplatenses a “poner a la ciudad en sintonía con la Nación y la provincia, con el mismo modelo económico. Necesitamos ser parte de este proyecto nacional y popular “.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual