Con vallas y policías en su redacción, Clarín despidió a 56 periodistas

Ocurrió luego de que anunciara una reorganizaciòn interna para “profundizar su transformación digital”.

17 de Abril de 2019

Luego de anunciar una reorganización de su redacción para “profundizar su transformación digital”, la redacción del diario Clarín (Tacuarí 1846) amaneció vallada, con fuerte presencia policial y de seguridad privada.

Así, a medida que fueron llegando al edificio del barrio de Constitución, los trabajadores y trabajadoras del grupo se enteraron de los despidos masivos en el mayor multimedios del país. En la madrugada casi 60 trabajadores de prensa habìan recibido un mail en el que la empresa informaba que iba a "prescindir de sus servicios".

La planta impresora ubicada en la calle Zepita también se encuentra con vallas y un cordón de seguridad.

La comisión interna, que al mediodía realizò una asablea extraordinaria en la puerta de Tacuarí 1846, informó que hubo 56 despidos en AGEA, empresa que edita el diario Clarín y el diario Olé, y que también es responsable de publicaciones como Ñ, Viva, ELLE, y servicios como 365 y ArgenProp.

Los trabajadores de AGEA recibieron una breve explicación de las razones de los despidos a través de un mensaje enviado por uno de los principales accionistas del Grupo, Héctor Aranda:

"Como ustedes saben, desde hace varios años estamos embarcados en un proceso de cambios para acelerar nuestra transformación digital y asegurar un modelo de sustentabilidad y valor agregado para nuestros productos periodísticos.

La industria de los diarios está atravesando en el mundo un proceso de fuerte reconversión para responder a la nueva realidad del mercado. Hace años que la inversión publicitaria en la gráfica muestra una tendencia declinante, que no logra compensarse con la publicidad online, fuertemente concentrada en otras plataformas. Las suscripciones digitales son uno de los caminos a explorar y Clarín ha sido pionero, pero estas aún distan de reemplazar los ingresos tradicionales. A esto se suma el contexto local, en el que la caída de la publicidad y la circulación se han profundizado con el ciclo recesivo, de lo que han dado cuenta todas las entidades periodísticas del país.

Nada de esto ha detenido el camino de transformación iniciado por Clarín y Olé. En los últimos años incorporamos talentos en áreas críticas como el desarrollo de contenidos multiplataforma, el conocimiento y la fidelización de las audiencias, la mejora de la distribución de nuestros productos periodísticos en el entorno digital, el desarrollo de nuevos soportes comerciales y la segmentación publicitaria, entre muchas otras.

En este proceso de reingeniería, acabamos de lanzar una agencia interna de información deportiva que nutrirá a los distintos productos; un equipo enfocado en la generación de contenidos de valor agregado, otro en la curación de la edición de papel para garantizar su calidad, y un tercero en la información de actualidad que demanda la audiencia.

Este esquema nos obliga a renovar puestos de trabajo, a sumar nuevas capacidades y también a redimensionar áreas para asegurar una transición equilibrada, que no ponga en riesgo la operación general de la empresa. Se abrieron en este marco procesos de retiros voluntarios con condiciones superiores a las de mercado, pero aún persisten desequilibrios que obligan a AGEA a una reducción en su plantel, lo que ha sido comunicado en el día de la fecha, garantizando el total de las indemnizaciones correspondientes.

Estas decisiones, que hoy están tomando diarios importantes en todo el mundo, son por cierto difíciles, pero apuntan a lograr un modelo de negocios que asegure la sustentabilidad en el ejercicio del periodismo en los próximos años.

La tarea será intensa y requiere del compromiso de todos, pero estamos seguros de que así Clarín y Olé van a poder mantener su nivel periodístico y su rol de servicio a la comunidad. Desde ya, contamos contigo para este desafío".

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS