Apoyo masivo a los jóvenes torturados y perseguidos por Prefectura

Organizaciones sociales y de DD HH respaldaron a los chicos de la Garganta Poderosa en la Villa 21 y denunciaron la ausencia del gobierno nacional.
7 de Octubre de 2016

En una conferencia de prensa realizada en la Villa 21, organizaciones sociales, de Derechos Humanos, curas villeros y vecinos de la Zavaleta respaldaron a los jóvenes de la Garganta Poderosa torturados y perseguidos por agentes de Prefectura y reclamaron respuestas por parte del Estado Nacional.

Sobre un escenario con la bandera de La Poderosa detrás, Iván y Ezequiel recibieron el apoyo de cientos de personas a metros de la garita de Prefectura donde fueron torturados. Estuvieron acompañados por el titular del CELS, Horacio Verbitsky, Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora.

“Iván y Ezequiel sufrieron torturas, fueron perseguidos, y amenazados de muerte. Un comunicado de la Prefectura informó que los siete prefectos que participaron del hecho fueron dados de baja y detenidos. Sucedió gracias a la valentía de los pibes que fueron víctimas. Y la organización popular lo hizo posible. Queremos que garanticen los Derechos Humanos de los villeros también. Vamos a desnaturalizar los casos de violencia institucional. Tenemos una chica que está desaparecida, ella estaba por viajar al Encuentro Nacional de Mujeres, y ya había sido víctima de una red de trata de personas”, dijo Ignacio Levi, de La Garganta Poderosa.

Comenzaron a mencionar una larga lista de víctimas de gatillo fácil, torturas, y desapariciones forzadas de personas. Reprodujeron el audio de una entrevista que Levi hizo a Carlos “El Indio” Solari, en la que manifestó su apoyo a los jóvenes y se reconoció como “un admirador del gran trabajo de la Garganta Poderosa”.

“Quiero expresar mi cariño y todo mi apoyo hacia Iván y Ezequiel por la valentía que tuvieron para denunciar. Les mando un gran abrazo, y estoy para lo que necesiten. En este momento me encuentro lejos, es por ese motivo que no estoy ahí con todos ustedes. Cuando un Estado permite que este tipo de casos suceda; es muy grave. Quiero decirles a estos chicos que admiro mucho lo que hicieron, el gran trabajo de la Garganta Poderosa, y la lucha que llevan adelante. Yo también fui torturado por los milicos. A lo largo de de mi vida visité a presos políticos y a los que llaman comunes. Pero como todos saben, para mí, todos son presos políticos”, manifestó.

Tras haber sido objeto de torturas e intimidación por parte de oficiales de la Prefectura Naval y de la Policía Federal el sábado 24 de septiembre en la zona de Barracas, Iván Navarro, integrante del staff de la revista, sufrió nuevas amenazas de muerte de otros prefectos. “Agradezco a toda la gente que me brindó su apoyo, y a mis compañeros de colegio. Por suerte lo puedo contar. Cuando vi que la Prefectura estaba haciendo lo mismo con otros pibes me acerqué y les dije que los dejaran tranquilos. También que yo fui quien los denunció en los medios. Lo hice porque lo sentí”, señaló el joven durante la conferencia de prensa.

Verbitsky, presidente del Centro de Estudio Legales y Sociales, consideró “una falta de respeto” que la única medida del gobierno haya sido desplazar a los prefectos acusados.

“Me parece una falta de respeto que la Prefectura diga que los prefectos fueron desplazados. Eso es como que nos comunican que les tiraron de la orejas porque se portaron mal. Y la verdad es que cometieron un hecho terrible. Nosotros denunciamos el nuevo protocolo anti protestas sociales que fomenta la violencia y la represión: pero lo desestimaron. Nuestros jóvenes son víctimas de todo esto, y siempre de los sectores populares.”

“Las madres nos dábamos codazos en las movilizaciones para ir en primera fila, y no les tenemos miedo a los fusiles ni a nadie. Nunca estuvimos solas. Tenemos un gobierno dictador, es otro proceso como el que ya vivimos en otros tiempos, llevamos cuarenta años luchando en las calles”, señaló Cortiñas.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS