Apresaron a un taxista en la puerta de Tiempo Argentino

La Prefectura intervino cuando una pasajera denunció un intento de violación, en Palermo.
14 de Septiembre de 2016

Una cadena de hechos afortunados desembocó en la detención de un taxista el martes por la medianoche en Palermo, luego de que personal de Prefectura interviniera en un intento de violación de su pasajera, embarazada de cuatro meses.

“Dejame bajar hijo de puta, este tipo me quiere violar. Necesito ayuda, aléjenlo por favor. Me dijo un montón de cosas horribles, es un asqueroso”, fue el grito de la víctima cuando logró dejar el taxi en Amenabar y Dorrego, frente a la redacción de Tiempo Argentino.

Salvador es un vecino, se encontraba mirando por la ventana cuando sucedieron los hechos. Se acercó a ver qué pasaba. “Cuando paró el auto vi a un tipo exaltado que le reclamaba el dinero del viaje y ella decía que intentó violarla. Los oficiales de la Prefectura que custodian un a los trabajadores de este medio intervinieron en el asunto y luego avisaron a la Comisaria 31.

Gabriela tiene 25 años y está embarazada de cuatro meses. En Chacarita -Jorge Newbery y Giribone- subió a un Fiat Siena patente IUD 409 conducido por un hombre de unos 40 años. Según el relato de la víctima, cuando llegó al CEAMSE de colegiales, en Crámer al 290, detuvo la marcha frente a un contenedor de basuras e intentó cometer un abuso sexual. La mujer en estado de pánico comenzó a patear la puerta del taxi hasta romper el taco de su zapato: pedía auxilio. “Cuando paró frente al basural me asusté mucho. Me acordé que un tiempo atrás violaron, mataron, y tiraron a una chicha en una bolsa en ese lugar. El tipo se tocaba la cintura insinuando que tenía un arma. Justo paró otro vehículo y venia gente caminando, por eso arrancó como un loco furioso y dobló en Amenábar. Se encontró con la Prefectura. Paró, se bajó y empezó a acusarme de que no le quise pagar, lo hizo para zafar de la situación. Este loco no puede estar suelto, puede atacar a otra mujer”, concluyó Gabriela.

Los efectivos pidieron dos testigos para realizar el secuestro del auto, que no registra nombre de ningún radio taxi, y le leyeron los derechos al acusado. El taxista quedó detenido mientras que la víctima fue trasladada por personal femenino en una ambulancia del SAME.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N