Argentina vuelve a posponer la fecha límite para negociar con bonistas

El Ministerio de Economía anunció que el nuevo cierre será el 19 de junio para mantener abiertas las negociaciones que debían cerrarse este viernes. Es la tercera vez que se pospone la fecha.

(Foto: Presidencia)
12 de junio de 2020

El Gobierno argentino prorrogó hasta el próximo 19 de junio la propuesta de canje presentada a los acreedores para reestructurar su deuda externa. Así lo informó este viernes el Ministerio de Economía en un comunicado en el mismo día en que caducaba su proposición.

Ante la dilatación de las negociaciones, el Gobierno postergó hasta las 17.00 hora de Nueva York (EEUU, noreste) de ese día la propuesta de canje con la que se pretenden reestructurar 66.238 millones de dólares de bonos emitidos bajo legislación extranjera.

A partir del 22 de junio, el ministerio que conduce Martín Guzmán comunicará qué aceptación ha tenido su oferta entre los tenedores de bonos, mientras que la fecha de ejecución del acuerdo, el día de entrada en vigencia y la fecha de liquidación del acuerdo se establecerán a partir del 25 del mismo mes.

El Ejecutivo argentino estudia "posibles ajustes a la invitación" tras haber dialogado con varios inversores y haber recibido "también otras sugerencias sobre los diferentes caminos para mejorar los cobros".

El objetivo del Gobierno de Alberto Fernández es llegar a un acuerdo con los bonistas que no ponga en duda la sostenibilidad de su deuda externa.

"Argentina cree firmemente que una reestructuración de deuda exitosa contribuirá a estabilizar la condición económica actual, mitigando las restricciones a mediano y largo plazo sobre la economía de Argentina, las cuales fueron creadas por la actual carga de deuda, y reencauzando la trayectoria económica del país hacia el crecimiento a largo plazo", indicó la cartera económica.

La propuesta inicial del Gobierno, que fue presentada el pasado 16 de abril y que ha sido prorrogado hasta en tres oportunidades, contando esta ocasión.

La propuesta que Argentina trasladó a los bonistas consiste en la reestructuración de 66.238 millones de dólares de bonos emitidos bajo legislación extranjera, de los cuales 41.548 millones fueron contraídos por el anterior Gobierno.

La oferta inicial sugería tres años de gracia, una quita de 62 por ciento en los intereses y un alivio de 5,4 por ciento en el capital, lo que en total representaba un alivio de 41.500 millones de dólares.

El Ejecutivo argentino ha mejorado su propuesta desde entonces, aunque los detalles se mantienen en confidencialidad.

El pasado 22 de mayo venció el plazo para que Buenos Aires pagase más de 503 millones de dólares en intereses de tres bonos globales, emitidos en abril de 2016, de manera que la nación se encuentra en cese de pagos parcial.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual