Arturo Pérez Reverte y Podemos se tiran con munición gruesa

El lenguaje inclusivo ha desatado una batalla campal entre sus defensores y la Real Academia Española. Pablo Iglesias le pide al best seller español que le ceda su sitio en la Real Academia Española a una mujer.
6 de marzo de 2019

La solicitud de Podemos, que promueve el cambio de la Ley de Igualdad para obligar a la paridad en todos los organismos públicos que reciben subvención de Gobierno, aviva la polémica que Arturo Pérez Reverte sostiene en las redes. Irene Montero utilizó la palabra “portavozas” y Pérez Reverte le salió al cruce a través de Twitter. La batalla entre el escritor y los defensores a ultranza del llamado lenguaje inclusivo no es nueva, pero cada vez se pone más caliente y la RAE podría dejar de recibir subsidio gubernamental si Podemos accede al gobierno y se aprueba la modificación citada.

Según lo consigna el diario ABC de España, Pablo Etchenique, secretario de la Organización Podemos, dijo: «Queremos que los organismos públicos y también los que reciben millones de euros de dinero público consigan la paridad, y aquellos que no sean capaces de conseguirlo en cuatro años, tendrán que dejar de recibir dinero público porque España es un país feminista».

Por su parte, Noelia Vera, portavoz  de la Ejecutiva de Podemos añadió: “Es un bochorno que en 2019 veamos cómo instituciones como la RAE, que se supone que deber recoger el sentir del lenguaje que usa la sociedad, tenga solamente 8 puestos femeninos de un total de 46 en sus sillones de decisión. Entendemos que esto tiene que cambiar”.

Fue el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, quien le ha pedido públicamente que Pérez Reverte deje su espacio en la RAE y se lo ceda a una mujer. El pedido es el corolario de la batalla sin descanso que el escritor ha desatado en la redes respecto del lenguaje inclusive. Y no es el único. También Javier Marías ha hecho lo propio desde sus columnas de El País. Ambos son verdaderos pesos pesados de la literatura en lengua castellana.

En unos de sus últimos tuits Pérez Reverte califica la actitud de los defensores del lenguaje inclusivo de ejercer la soberbia desde la ignorancia de cómo funciona una lengua y de cuál es el objetivo de un diccionario. Nada hace pensar que la polémica se aplacará en breve.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual