Asambleas de Chubut en estado de alerta: “Aprovechan la crisis para legalizar la megaminería”

Las organizaciones denuncian que el gobierno provincial intentará sortear la emblemática ley 5001 que prohíbe la extracción a “cielo abierto” y el uso de cianuro. “Por más que los hayamos votado, no tienen permiso para entregarle el río a una corporación canadiense”, advierten. 

15 de septiembre de 2020

“Son casi dos décadas de resistencia a la megaminería –explica Pablo Lada, referente de la Unión de Asambleas de Comunidades de Chubut (UACCh)– y cada tanto hay un embate de parte del lobby minero. Eso es lo que está pasando en estos días, y por eso estamos en estado de alerta”.

A través de un comunicado, los vecinos organizados denunciaron que el gobierno de Chubut intentará sortear la emblemática Ley provincial 5001 (actualmente denominada Ley XVII – Nº 68), que prohíbe la minería a cielo abierto y la utilización de cianuro, con el objetivo indisimulable de favorecer los intereses de la empresa canadiense Pan American Silver y su proyecto “Navidad”, anclado en la meseta de la provincia y dedicado, principalmente, a la extracción de plata y plomo.

“Desde las Asambleas chubutenses alertamos hace tiempo que se utilizaría la grave crisis económica de la provincia para legalizar la megaminería”, empieza el documento y luego advierte que “nos declaramos en estado de alerta total y movilización permanente y responsabilizamos al gobierno provincial, y a cada uno de los/as legisladores/as, por las consecuencias de llevar a la población a un estado de zozobra general en tan difícil momento”.

Los asambleístas afirman, además, que la propia empresa, mediante un reporte enviado a sus inversores en el exterior, reconoció que la explotación se hará de manera convencional “a cielo abierto” y destacan que “cualquier otra versión ´por galería´ y ´sin cianuro´ será un engaño discursivo para eludir la ley”.

“El proyecto navidad –insiste Lada– es la nave insignia de la megaminería metalífera. Está metido en el medio de la meseta, en lo que es el centro norte de la provincia, en la localidad de Gastre donde viven comunidades tehuelches y alejado de los grandes centros urbanos. Desde ahí la corporación minera mete presión y se organiza como una suerte de Estado paralelo para esas poblaciones pequeñas, abasteciéndolas de insumos como, por ejemplo, la telefonía celular. Hace un trabajo fino para ganar la licencia social, pero aun así el rechazo es muy grande”.



...

Además de ilegítimo, el proyecto Navidad es ilegal. Nunca se realizó una consulta previa a las comunidades indígenas de la zona, ni se realizó un estudio de impacto ambiental con Audiencia Pública, como lo exigen tanto los tratados internacionales como las legislaciones nacionales y provinciales.

Sin permiso

La avanzada de la corporación minera en Chubut coincide con una segunda consulta popular impulsada por las asambleas que busca “darle un corte final a la megaminería metalífera ampliando la prohibición de químicos tóxicos que se usan en las actividades de extracción”.

En poco más de dos meses, se logró recolectar alrededor de 25 mil firmas, superando por mucho el 3% del padrón electoral necesario para darle tratamiento en la Legislatura.

“Para nosotros –concluye Lada– es muy preocupante que el río Chubut tenga a su lado el mayor yacimiento de uranio de toda Latinoamérica. Se trata de un tipo de minería muy dañina con elementos radiactivos. Por eso les estamos señalando al gobierno provincial que debe estar a la altura de las demandas de las comunidades. Por más que los hayamos votado, no les dimos el permiso para volar las montañas y los glaciares ni entregarle el río a una corporación canadiense”. “Para nosotros –concluye Lada– es muy preocupante que el río Chubut tenga a su lado el mayor yacimiento de uranio de toda Latinoamérica. Se trata de un tipo de minería muy dañina con elementos radiactivos. Por eso les estamos señalando al gobierno provincial que debe estar a la altura de las demandas de las comunidades. Por más que los hayamos votado, no les dimos el permiso para volar las montañas y los glaciares ni entregarle el río a una corporación canadiense”.
Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual