Asesinaron en México a la sobrina del presidente de la federación española de fútbol

La mujer, de 39 años, fue secuestrada el 13 de setiembre y apareció en el centro del país baleada y atada.
21 de Septiembre de 2016

México

La fiscalía del central Estado de México informó  que María Villar Galaz, sobrina del presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Angel María Villar, fue hallada muerta tras ser secuestrada en Ciudad de México.

El procurador General de Justicia del Estado de México, Alejandro Gómez, indicó que la ciudadana española fue secuestrada en el oeste de la capital del país el 13 de septiembre, cuando se dirigía de la empresarial zona de Santa Fe hacia el barrio de Polanco.

La fiscalía estatal conoció del caso luego de que oficiales hallaran el cuerpo de Villar Galaz dentro de los límites del Estado de México y, al reclamarlo, su esposo refirió que las investigaciones del secuestro estaban en manos de la Procuraduría General de la República (PGR), explicó Gómez en un comunicado.

"La denuncia fue presentada ante la Procuraduría General de la República (fiscalía federal) en la Ciudad de México debido a que presuntamente fue secuestrada en esa entidad", refirió el funcionario estatal.

De acuerdo con reportes de la prensa local, el cuerpo de Villar Galaz fue abandonado por sus captores en calles de la comunidad de Tierra Blanca, en la municipalidad de Santiago Tianguistenco, situada en el sureste del estado de México.

Los restos de la española de 39 años de edad, quien laboraba en el país como funcionaria de la multinacional IBM, se encontraban atados de las extremidades y presentaban una herida por impacto de bala en la cabeza, según los reportes de la prensa.

El secuestro y asesinato de Villar Galaz fue confirmado con anterioridad hoy mismo por el ministro de Exteriores en funciones de España, José Manuel García-Margallo, a la prensa de su país desde Nueva York, donde se encuentra asistiendo a la Asamblea General de Naciones Unidas.

García-Margallo dijo que los secuestradores recorrieron varios cajeros bancarios automáticos para sacar dinero de las tarjetas de la víctima y un día después contactaron a su familia, que pagó el monto del rescate aunque en una "cantidad inferior" a la que exigían.

Los familiares pidieron apoyo a la representación diplomática española en el país, que a su vez contactó a las agencias de seguridad, agregó en entrevista con la cadena de radio española Onda Cero.

"Todos nuestros servicios en Madrid y en México han estado desde el primer momento intentando que no se produjese este desenlace, y ahora dentro de la desgracia lo que intentamos es ayudar a la familia en todo lo que necesite", refirió García-Margallo.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS