Banco Central: Sandleris, un hombre de confianza de Dujovne y del FMI

El cambio de nombres significará un cambio en la política cambiaria: habrá flotación libre del tipo de cambio, no se impondrá ninguna regulación al flujo de capitales ni a la posesión de moneda extranjera.

26 de septiembre de 2018

La renuncia de Luis Caputo a la presidencia del Banco Central generó sorpresa en el gobierno y en los mercados financieros, pero luego de un momento de ofuscación ambos moderaron sus reacciones.

En el gobierno respiraron aliviados cuando vieron que la intervención oficial en el mercado de futuros detuvo la corrida cambiaria que se produjo entre las 10 y las 11.30 del martes, que marcó alzas del dólar de entre el 5% (mercado inmediato o spot) y el 12% (abril del año que viene).

Desde Nueva York, el presidente Mauricio Macri, y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en una improvisada conferencia de prensa, minimizaron la renuncia de Caputo. Macri calificó su paso por la presidencia del BCRA como “un gesto patriótico”.

También podés leer: De bailar en Wall Street a ceder ante el FMI, qué dejó la gira de Macri por Nueva York

 El eje de la charla con la prensa pasó al nuevo acuerdo con el Fondo Monetario, cuyos términos se conocerán en la tarde de este miércoles. El presidente volvió a Buenos Aires y mantendrá este miércoles por la mañana una reunión con su Gabinete mientras que el ministro Dujovne se quedó en EEUU para el anuncio del nuevo convenio junto con la titular del FMI, Christine Lagarde.

Macri y Dujovne se reunieron con Lagarde y su equipo técnico el martes al mediodía. Guido Sandleris, el reemplazante de Caputo, era hasta ahora el vice ministro de Hacienda. Participó de las conversaciones para convenir el nuevo acuerdo con el FMI durante septiembre. “Le genera confianza al FMI”, dijo Dujovne respecto del nombramiento de Sandleris.

El titular del Palacio de Hacienda también dijo que la próxima política cambiaria se basará en la “flotación del tipo de cambio” y que seguirá la “libertad monetaria”, es decir, no se impondrá ninguna regulación al flujo de capitales ni a la posesión de moneda extranjera.

Desde Hacienda se hizo trascender el martes que el nuevo acuerdo con el FMI incluirá una partida extra de U$S 5000 millones para usar en 2020. Ello indicaría que los U$S 50 mil millones previos se podrán emplear entre lo que queda de este año y el próximo. Los usos de esos recursos, y los límites, forman parte de la letra chica del texto que se conocerá esta tarde.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual