Banderazo opositor en el centro de CABA contra las políticas del Gobierno

La protesta fue convocada por las redes sociales bajo el hashtag #12O y reivindicada como "una expresión genuina" por dirigentes de la oposición. Mucha gente sin barbijo. Se trata de la mayor movilización opositora desde que estalló la pandemia.
12 de octubre de 2020

Con epicentro en el Obelisco, manifestantes expresaron hoy su rechazo a las políticas públicas impulsadas por el Gobierno, en una protesta convocada por las redes sociales bajo el hashtag #12O y que tuvo sus réplicas en varias ciudades de país.

En automóviles o a pie, y con variadas consignas escritas en carteles que emulaban banderas argentinas, los manifestantes cantaron el Himno Nacional y se pronunciaron en "defensa de la Justicia", de la "República" y en contra del aislamiento obligatorio dispuesto para evitar el avance del coronavirus.

"Esta es una convocatoria ciudadana y nosotros nos sumamos porque el rol de la oposición es defender la libertad y la República", afirmó la titular del PRO, Patricia Bullrich, al llegar a bordo de un automóvil, acompañada por el bailarín Maximiliano Guerra, al Obelisco.

Bullrich encuadró la manifestación en la necesidad de la gente de "defender su comercio, el trabajo, para que la Argentina sea un país de progreso y de movilidad social" y consideró que las banderas argentinas "simbolizan eso, la libertad y la República".

"Hay mucha decadencia", respondió un hombre cuando la prensa le preguntó por qué se había sumado a la protesta. "Todos somos Rosenkrantz", decía uno de los carteles visibles en las inmediaciones del Obelisco, en alusión al presidente de la Corte Suprema.

Otra pancarta, que postulaba el "NO" a la reforma judicial, era sostenida por una mujer que refirió que "la libertad está en manos de la Justicia" y que, por eso, había que "defenderla" y resistir la iniciativa de modificar el fuero federal impulsada por el Gobierno.

El Centro Cívico de Bariloche también fue escenario de una manifestación, que se transformó luego en una marcha "para que se encamine el país", "para que los chicos vuelvan al colegio" y para "defender la Justicia", según el relato de los participantes.

"Antipatria es robar. Antipatria es encarcelarnos", se leía en un cartel de un manifestante en Salta, donde también quienes participaban de la protesta reclamaban su "derecho a trabajar".

En Córdoba, "estamos pidiendo agua para La Rinconada" y que "renuncien ya las autoridades de la provincia y haya libertad para los trabajadores" fueron algunas de las expresiones de los manifestantes en la ciudad mediterránea.

La localidad bonaerense de Olivos, frente a la quinta presidencial, reunió a detractores del Gobierno, por un lado, y organizaciones políticas, gremiales y sociales en apoyo al presidente Alberto Fernández, por el otro, y, si bien en un primer momento hubo cierta tensión entre ambos grupos, luego cada uno ocupó su propio espacio.

"Quiero un país mejor donde los corruptos estén presos y nuestros hijos puedan ir al colegio", expresó una v

En tanto, con el correr de la tarde, el cruce de las avenidas 9 de Julio y Corrientes fue ocupado por vehículos, todos ostentando en los techos y parabrisas banderas argentinas.

Algunos de los manifestantes se mostraban sin barbijos, pese a que tanto autoridades porteñas como nacionales pidieron tomar recaudos ante los riesgos de contagio en el marco de la pandemia de coronavirus.

"Seguimos en pandemia, no tenemos vacuna, y, por eso, si bien manifestarse es un derecho, les pedimos a quienes lo hagan que sea con cuidado", aseguró esta mañana el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, en diálogo con radio La Red.

Manifestantes se concentraron esta tarde en el Obelisco y en otros puntos de la ciudad para rechazar políticas públicas impulsadas por el Gobierno, en una protesta convocada por las redes sociales bajo el hashtag #12O y reivindicada como "una expresión genuina" por dirigentes de la oposición.

En automóviles o a pie, y con variadas consignas escritas en carteles que emulaban banderas argentinas, los manifestantes preparaban una gran suelta de globos "biodegradables", según contó una de las organizadoras. "Todos somos Rosenkrantz", decía uno de los carteles visibles en las inmediaciones del Obelisco, en alusión al presidente de la Corte Suprema.

Otra pancarta, que postulaba el "NO" a la reforma judicial, era sostenida por una mujer que refirió que "la libertad está en manos de la justicia" y que, por eso, había que "defenderla" y resistir la iniciativa de modificar el fuero federal impulsada por el Gobierno.

En tanto, el cruce de las avenidas 9 de Julio y Corrientes era paulatinamente ocupado por vehículos, todos ostentando en los techos y parabrisas banderas argentinas. Algunos de los manifestantes se mostraban sin barbijos, pese a que tanto autoridades porteñas como nacionales pidieron tomar recaudos ante los riesgos de contagio en el marco de la pandemia de coronavirus.

"Seguimos en pandemia, no tenemos vacuna, y, por eso, si bien manifestarse es un derecho, les pedimos a quienes lo hagan que sea con cuidado", aseguró esta mañana el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, en diálogo con radio La Red.

De igual forma, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, consideró que, "más allá de que uno puede presentar los reclamos que le parezca, en el contexto sanitario de circulación comunitaria del virus, es evidente que marchar es un riesgo que se debería evitar".

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual