Benefician con prisión domiciliaria a Capdevila, uno de los parteros de la ESMA

El médico de la Armada, condenado por delitos de lesa humanidad en la última dictadura, podrá volver a su casa por orden del juez Daniel Obligado, por considerar que corre riesgo por la pandemia de coronavirus.

(Foto: AFP)
29 de abril de 2020

El Tribunal Oral Federal 5 le concedió el arresto domiciliario por la pandemia de coronavirus al ex médico de la Armada, Carlos Capdevila, condenado por delitos de lesa humanidad cometidos en el centro clandestino de detención que funcionó en la ESMA durante la dictadura militar.

El beneficio fue concedido por el juez Daniel Obligado, por considerar  que se encuentra entre los grupos de riesgo.

El ex médico de la Armada estuvo destinado al centro clandestino de detención entre 1979 y 1981 fue uno de los encargados de atender a las mujeres embarazadas que se encontraban desaparecidas en el centro clandestino de detención y asistió a numerosos nacimientos de bebés que luego fueron apropiados.  También se encargaba de mantener con vida a los detenidos para poder continuar con las torturas y tormentos que allí les aplicaban.

Capdevila está preso en el penal de Ezeiza, condenado en tres causas por delitos de lesa humanidad cometidos en la ESMA. Recibió la pena de 20 años de prisión en 2011 por el secuestro y las torturas contra 4 personas. En 2015 fue condenado a 10 años por su rol en la apropiación del bebé de Orlando Ruiz y Silvia Dameri. En 2017, fue nuevamente condenado a 15 años de prisión en la megacausa ESMA como coautor de secuestros, torturas y dos casos de apropiación .

En la resolución que concede el arresto domiciliario, el juez evaluó que el represor está por cumplir 70 años y tiene "hipertensión arterial, cáncer de próstata y dificultades motrices", explicaron fuentes judiciales.

La solicitud de prisión domiciliaria había sido rechazada por el fiscal Leonardo Filippini.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual