Benefician con salidas transitorias a policía condenado por la muerte de Ezequiel Demonty

Se trata de Alfredo Fornasari , uno de los tres miembros de la Policía Federal que torturó y obligó al joven a arrojarse al Riachuelo, donde murió.
27 de Marzo de 2018

El ex cabo primero de la Policía Federal, Alfredo Fornasari, condenado a prisión perpetua en 2004 por las torturas y la muerte de Ezequiel Demonty, fue beneficiado con la modalidad de salidas transitorias.

La decisión del juez de ejecución penal José Pérez Arias tiene fecha del 22 de marzo y asegura que Fornasari “ha cumplido acabada y puntualmente cada una de las exigencias preestablecidas por la ley, circunstancia por la cual ha adquirido el derecho de acceder al beneficio del instituto que requiere”, en referencia a que ya pasó detenido 15 años y a su conducta “ejemplar”.

La resolución le otorgó al ex policía dos salidas de hasta 12 horas y una de 24 horas cada dos meses que deberá cumplir en la casa de su madre.

En 2004, Fronasari fue encontrado culpable de las torturas y muerte de Ezequiel, de 19 años. 

El joven vivía en el Bajo Flores y la noche del 14 de septiembre de 2002 fue interceptado junto a dos amigos por los agentes de la Policía Federal Gastón Javier Somohano, Fornasari y Gabriel Alejandro Barrionuevo.

Los tres chicos fueron golpeados y subidos a tres patrulleros de la Comisaría 34 hasta la zona de Pompeya, donde los obligaron a tirarse al Riachuelo. "Ahora van a aprender a nadar", les dijeron. 

Si bien sus amigos lograron salir, Ezequiel no sabía nadar y murió ahogado. Su cuerpo fue encontrado una semana después.

Desde 2015, el puente Alsina lleva el nombre de Ezequiel Demonty, en recuero del joven.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS