Beneficios por 10 años para empresas que blanqueen empleados

Es lo que plantea un proyecto de ley para los sectores textil y del calzado que se usará de modelo para el blanqueo general.
7 de Octubre de 2017

El blanqueo laboral que prepara el gobierno nacional planteará una declaración de emergencia laboral por un plazo determinado, en cuyo transcurso las empresas deberán blanquear a sus trabajadores en negro anotándolos en un registro específico. A cambio del blanqueo recibirán como beneficios la eximición de multas por haber tenido personal fuera de registro y gozarán de reducciones en el pago de las cargas patronales a la Seguridad Social y de las obligaciones con las ART y las obras sociales, las que correrán por cuenta del Estado hasta el monto del Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM). Se discute el plazo de vigencia de esta gracia, pero podría extenderse por hasta diez años.

Los detalles del blanqueo laboral surgieron de la reunión que mantuvieron el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y la cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA) en la sede de esta última el pasado martes 3.

Según pudo saber este diario, en ese encuentro Triaca precisó que el modelo del blanqueo laboral general que prepara el gobierno tiene por base al proyecto de ley que beneficia a las empresas de la confección textil y el calzado, que ya ha sido consensuado entre el gobierno, las empresas textiles y del calzado y los sindicatos de esas dos áreas.

La única obligación para las empresas que se sumen al blanqueo es "mantener la nómina de sus trabajadores totales" mientras esté vigente el beneficio. De lo contrario, serán excluidas del beneficio por el término de un año.

La autoridad de aplicación será el Ministerio de Trabajo, el que elabora la reglamentación específica de la ley. Triaca le aseguró a los industriales que el proyecto está bastante avanzado y que prevé ingresarlo al Congreso "cuanto antes".

La idea del gobierno es que el beneficio para las empresas sea por dos vías: de un lado, pagar contribuciones a la Seguridad Social por los salarios blanqueados sólo una vez que éstos superan el monto del SMVM; del otro, que las empresas reciban un bono mensual equivalente al monto que surge de la suma de lo que depositen por los aportes personales de los trabajadores a la Seguridad Social, por sus pagos a la ART y la parte patronal a las obras sociales.

Según el proyecto, las empresas podrán usar ese bono para cancelar el ciento por ciento de sus obligaciones con el IVA y Ganancias.

Además, el texto del proyecto elimina las multas e indemnizaciones en favor del trabajador que estipulan dos leyes vigentes y que penalizan a las empresas que no registran a sus trabajadores.

El proyecto estipula que el ministro de Trabajo debe informar una vez al año al Congreso sobre este proceso.

El blanqueo laboral forma parte de un gran paquete de profundas reformas que impulsa el gobierno y que, de concretarse, beneficiarán a las empresas y perjudicarán los ingresos previsionales y de las obras sociales, además de reducir o eliminar derechos laborales. En ese petate se incluye la reforma laboral que según afirmó Triaca, seguirá por la vía de los cambios de convenios colectivos, uno a uno, a la espera de mejores condiciones para imponer una ley que dé vuelta por completo a la ley 20.744 de Contratos de Trabajo.

También se encuentra la reforma impositiva que, entre otros beneficios, apunta a reducir la cantidad de dinero que las empresas aportan a la Seguridad Social por la masa salarial que emplean, al bajar los porcentajes actualmente vigentes, en algunos casos llevándolos a cero. Las empresas quieren incluir en este punto la reducción o eliminación de sus contribuciones a las Obras Sociales, pero eso está en discusión ante la negativa de los sindicatos a la merma de ingresos.

La reforma impositiva incluye otras medidas que favorecerán a las empresas, como reducciones en Ingresos Brutos provinciales, suplantados con mayores impuestos al consumo y pagos cruzados a cuenta entre Ganancias y Cheque, entre otras medidas.

Una tercera pata de estos beneficios será la aplicación masiva de las pasantías. Triaca aseguró en la reciente Convención de la Construcción que el gobierno aspira a incorporar 300 mil pasantes en un período indeterminado de tiempo y aclaró que aún no está claro si para ello se modificará la actual ley de pasantías o se buscará realizar modificaciones en las negociaciones paritarias. «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS