Bono centenario: Medios alemanes destacan que hay 97,6% de riesgo de que termine en otro default

El cálculo puntualiza que el país entró en quiebra ocho veces a lo largo de su historia y que eso puede volver a ocurrir.
30 de junio de 2017

Los medios especializados en finanzas alemanes no ven con buenos ojos el bono a cien años que acaba de emitir el gobierno argentino. Fonds Professionell On Line, una publicación web para inversores, alerta que la colocación de bonos a 100 años que presentó el gobierno argentino “está destinada a ser un fracaso total”, y advierte que a pesar de que fue bien recibido por los mercados por lo atractivo de una tasa de interés del 7,25 %, el riesgo de los títulos es del 97,6 por ciento.

El cálculo fue hecho por la gestora de fondos de pensión Claudia Calich en un informe que publicó el Frankfurter Allgemeine Zeitung Allí se indica que el cálculo de riesgo se puede hacer solo a 50 años, pero teniendo en cuenta los antecedentes de la Argentina, con eso alcanza para llegar a una cifra que se acerca al 100% de probabilidad de que el empréstito termine en default en algún momento del futuro.

El artículo de Fonds On Line, que puede consultarse aquí, destaca también que para el diario conservador suizo Neue Zürcher Zeiting “el empréstito argentino es objeto de especulación, pero no es una inversión seria”. Y señala que la probabilidad de incumpliendo es exorbitante para un papel que se termina de pagar el 28 de junio de 2117.

El dato es que Argentina viene ganando lo que llama “una carrera sin gloria” como país en quiebra desde la independencia. Y acota que desde 1816 la nación entró en default ocho veces, la última en 2001. Otros medios alemanes recomiendan aprovechar estos bonos como una oportunidad única.

El argumento es que a los inversores no les interesa entregar los bonos a sus nietos, ya que a los 20 años habrán duplicado su inversión inicial y entonces, alentados por la estrategia de Paul Singer contra Argentina, pueden vender los papeles por una parte ínfima de su valor y el comprador puede luego exigir el monto nominal completo, como hicieron los buitres.

El cálculo de base es que nuestro país entra en quiebra cada 25 años, un plazo estadístico que tranquilamente podría acortarse en este caso.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual