Brasil, ese líder negativo

(Foto: AFP)
Opinión
Por Mariano Kestelboim - Economista
10 de noviembre de 2019

A lo largo de la historia del Mercosur, Brasil siempre se presentó como un líder negativo. A pesar de ser la mayor economía de la región y de que tenía el deber de llevar ese rol, actuó siempre de manera aislada, independientemente de sus socios, importando mucho más del resto el mundo que lo que le compraba a la región.

Era una relación asimétrica porque los vecinos sí le compraban a Brasil y no tanto al resto del mundo. Es verdad que Brasil tiene más capacidad de abastecimiento que el resto de la región, pero es lo que debe hacer un líder positivo: traccionar la demanda de sus socios comerciales.

En otros bloques regionales, los líderes como Francia y Alemania generan ese ímpetu en la Unión Europea; lo mismo pasa con otros países en el Sudeste Asiático y en el Nafta. En cambio nosotros tenemos a este socio que se comporta cada vez peor, sobre todo en los últimos meses, desde la asunción de Jair Bolsonaro a la presidencia del país vecino. El punto de quiebre es la autorización de la compra de 750 mil toneladas de trigo sin arancel extrazona cuando Argentina es el proveedor más importante que tiene Brasil.

En esta relación, Argentina siempre se posicionó como un exportador de materias primas, pero también fue el principal importador de productos manufacturados. Por eso, lo importante es el hecho de empezar a construir una relación mucho más importante con otros países con los que haya complementariedades.

En ese sentido, el preacuerdo que se está haciendo con México es fundamental: necesitamos consolidar alguna unión de mercados para poder negociar con otros desde una posición con fortaleza.

Lo ideal sería que fuera un asunto del Mercosur pero, considerando el extremo del posicionamiento que asumió Brasil, hace falta tomar decisiones y en el futuro, cuando tengan una posición distinta, recalcular y volver a construir el Mercado Común del Sur para que tengamos mayor oferta, más poder de negociación, más intercambio con los socios.

Lo mejor es tener acuerdos en el marco regional para negociar con el mundo en mejores condiciones. «

Tiempo Audiovisual

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS