Buscan demostrar que el femicida de La Boca estaba en sus cabales cuando apuñaló a dos adolescentes

Las familias de las víctimas afirman que Bonetto actuó de forma premeditada y piden la pena máxima. Este jueves se retomará el juicio. En principio, había sido declarado inimputable.

30 de julio de 2018

Este jueves se retomará el juicio por el doble femicidio de La Boca y los familiares de las víctimas aseguran que Mariano Bonetto actuó en forma premeditada y con alevosía cuando apuñaló al menos 15 veces a dos adolescentes.

Natalia Grenbenshicova, de 15 años, y Nuria Couto, de 18, fueron apuñaladas por Bonetto el martes 11 de octubre de 2016. Ese día, las chicas se encontraban en el parque Irala ubicado a metros de la cancha de Boca, tomando mate, tocando la guitarra y cantando. Hasta que el acusado se les acercó, conversó con ellas y comenzó a darles puñaladas.

Tras protagonizar el brutal ataque, Bonetto fue reducido por personas que estaban en el lugar, quienes para detenerlo le quitaron el cuchillo de combate que usó para apuñalar a las jóvenes y se lo clavaron en la cabeza. Las chicas fueron trasladadas por los vecinos al Hospital Argerich. Tres semanas después murió Nuria, y a casi un mes de permanecer internada, falleció Natalia.

En el momento en que sucedieron los hechos, el imputado obtuvo el sobreseimiento porque la Justicia lo consideró inimputable. Se utilizó el argumento de que no estaba consciente de sus actos. Sin embargo, la abogada de la madre de Natalia apeló ante la Cámara de Casación. Las compañeras de las víctimas, de la Escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano, realizaron una serie de marchas en forma de reclamo. Por todo esto, desde el pasado 14 de junio, Bonetto comenzó a ser juzgado en un juicio oral, que se realiza en el Tribunal Oral Criminal N° 22. Por la feria judicial, se reiniciará este jueves y los peritos darán sus testimonios.

“En esta etapa del juicio, exigimos que la Justicia condene con la pena máxima a Bonetto. Hemos recabado los testimonios al momento de los hechos que el acusado se encontraba en cabal comprensión de su conducta. Muchos testigos han declarado que mantuvo charlas coherentes con distintas personas que asistieron al parque ese día. Además, contaron que estuvo alrededor de 40 minutos conversando sobre estudio y cuestiones artísticas. A través de esto se ganó la confianza de Nuria Couto y su compañero Martín Ranroc”, asegura a Tiempo Liliana Borisiuk, abogada de Anna Rodionova, madre de Natalia.

Y continúa: “Por ese motivo logró acercarse a Nuria y la atacó cuando ella estaba distraída. Se tiró encima de ella, comenzó a darle puñaladas y no le permitió que se levante del piso. Ranroc intentó ayudarla, pero Bonetto lo corrió con su cuchillo en mano”.

Lo concreto es que el veterinario aquel día salió a la calle y apuñaló al menos 15 veces a las adolescentes. La abogada reclama encarecidamente que la Justicia castigue al imputado con la pena máxima.

“Anna Rodionova tuvo que soportar ver al asesino de su hija en la pequeña sala donde se realiza el debate. Generó mucha conmoción cuando contó en público todo lo que siente desde que perdió a su chiquita. Por su parte, el imputado se negó a declarar por consejo de su defensor, después de esto comenzaron a declarar decenas de testigos. Ahora queremos demostrar que Bonetto fue al parque consciente de lo que hacía, eligió a sus víctimas, las apuñaló precisando sus actos y les arrebató la vida”, finaliza Borisiuk.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual