Buscan frenar la adhesión a la nueva ley de riesgos del trabajo

Con media sanción está por tratarse en el Senado. Legisladores del FpV, gremios, abogados y jueces piden que se rechace porque va contra derechos laborales.

Senadores y diputados bonaerenses del FPV-PJ, junto a gremios, abogados y jueces laboralistas, rechazaron ayer la posibilidad de que la Provincia adhiera a la nueva ley nacional de riesgos de trabajo, trámite que ya cuenta con la sanción de Diputados, y plasmaron su posición en un documento conjunto.

El rechazo unánime a la adhesión fue oficializado durante el Foro Provincial de Debate sobre la nueva Ley Nacional de Riesgos del Trabajo que se llevó adelante en el Senado bonaerense. El proyecto, que fue impulsado en Diputados por el Frente Renovador y contó con el apoyo del oficialismo, podría ser tratado sobre tablas en la cámara alta la próxima semana sin debate en comisiones.

El foro reunió a legisladores y dirigentes gremiales de las dos CTA, CGT, UPCN, ATE, SADOP, CTERA, SUTEBA, LA BANCARIA y SOEME, entre otras organizaciones, y también a representantes del Colegio de Abogados de la Provincia de Buenos Aires; la Asociación de Abogados Laboralistas platenses; la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia del Trabajo de la Provincia y de la Asociación Nacional de Jueces y Juezas del Trabajo.​ ​

El documento conjunto explica los fundamentos legales y políticos del rechazo y destaca que la adhesión de la Provincia a la Ley nacional 27.348 es “jurídicamente inviable, inconstitucional y contraria a las convenciones que consagran la protección internacional de los Derechos Humanos”. También considera que generará “claros perjuicios a los trabajadores y trabajadoras bonaerenses imponiéndoles nuevos obstáculos al acceso a la justicia” bajo el pretexto de "reducir la litigiosidad y los costos laborales".

El texto concluye que los trabajadores “necesitan una legislación centrada en la prevención de los riesgos de trabajo y en el otorgamiento de una cobertura integral e irrenunciable a través del Estado y en forma indelegable, para la reducción y/o la eliminación de la siniestralidad laboral y para la mejora constante de las condiciones y medio ambiente de trabajo".

La senadora del FpV-PJ, Mónica Macha, explicó que tanto el bloque del FpV como el Bloque Peronista votarán en contra de la iniciativa -suman 16 votos sobre 46- y no descartó recurrir a la instancia judicial en caso de que sea convertida en ley. “La adhesión a esta ley claramente tiene que ver con el avance del neoliberalismo sobre la salud de los trabajadores y las trabajadoras”, señaló en diálogo con Tiempoy agregó que recurrirán a “todas las instancias que permitan avanzar para que esta ley no se implemente”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual