Canciones de cuna

Columna de opinión, por Nicolás Pauls, actor y músico.
17 de Diciembre de 2016

"Una canción de cuna es un encuentro entre la piel y el aire. Es el toque de un ángel en medio de la locura de las horas… cantar una canción de cuna es un acto materno, nos pone en la piel del que ampara y es amparado y se desvive en hacerlo. El niño debe ser uno mismo."

(Luis Alberto Spinetta cuando salió Canciones de cuna I).

Canciones de cuna es un proyecto que nace de los talleres de la Casa de la Cultura de la Calle, asociación civil sin fines de lucro, creada por mi hermano Gastón en el año 2004, que brinda talleres de diversas disciplinas artísticas a niñas y niños en situación de vulnerabilidad de derechos.
El arte es una herramienta reparadora, transformadora.

Transforma al que lo libera y al que lo recibe.
Cuando comenzaron a asistir a los talleres, a algunos de estos niños les costaba hablar, expresarse. Tiempo después, con mucho trabajo, dicen, hablan, pintan, cantan, crean, sonríen.
Está el caso de un chico que en su primera clase de teatro no hablaba, no podía, años después, siendo ya un joven, fue maestro de los nuevos que entraban a la Casa. O el de otro que no sonreía y que luego del aplauso final en una muestra de teatro, casi sin poder bajarlo del escenario, dijo con una sonrisa inigualable: "Hoy es el día más feliz de mi vida."

Alguna vez, Gastón se preguntó cómo habrían sido las noches de los chicos que asisten a los talleres: ¿alguien les habrá cantado alguna canción de cuna alguna vez?, ¿alguien los habrá acunado? La realidad arrojaba que probablemente no, pero la vida como acto reparador da la posibilidad de algún día poder cantarles alguna canción de cuna a sus hijos.
Se les propuso entonces que escribieran textos, ideas de sueños. Con esas letras, convoqué a músicos para que elija una y componga una canción de cuna. Repito: es un proyecto que nos transforma a todos.

Recuerdo palabras de muchos de los músicos que participaron. Recuedo a Spinetta diciéndome: "…ya tengo todo Nico, tengo la letra, tengo la melodía, tengo la música, pero todavía no pude ponerme en piel para interpretar esa letra pavorosa".

En las letras está todo, el dolor, la esperanza, la luz, la oscuridad, el amor, el desamor, la añoranza, las pérdidas, la ilusión. Y en las músicas e interpretaciones está lo que dijo Luis: el compromiso de todos estos artistas estupendos que se pusieron en la piel de esas historias para interpretarlas y dejarse transformar.

Recuerdo a Germán Daffunchio diciéndome que sus hijos y sobrinos lo habían producido y grabado, y que había sido una gran experiencia para él. A Wayne Hussey de The Mission contándome la suya y enviándome un video clip que filmó de su canción. A Ricardo Mollo, yendo en bicicleta a conocer a Nay (la autora) y regalándonos las muñecas compradas en la Puna que fueron portada del primer disco. A Damien Rice, conociendo a su coautora. Al Chango Spasiuk (que también filmó un video clip de sucanción), llamándome para decirme con alegría quién sería la voz que la cantaría. A Mark Kozelek, diciéndome que luego de leer los textos no había podido parar de llorar y que en vez de grabar una canción quería que hicieramos un disco de los poemas leídos (él en ingles y yo en español), que eso iba a ser más directo, más poderoso, más claro y que quería editarlo por su sello Caldo Verde (el disco Dreams of childhood está disponible en EE UU). A Lito Nebbia, que después de haberme entregado la canción me escribió para pedirme más tiempo porque la había vuelto a escuchar con su pareja y no le gustaba cómo la había cantado, compromiso y amor leo en esto y en las palabras de la vivencia de cada una de las más de 30 canciones que se grabaron hasta hoy.

Vi hace un tiempo unos dibujos preciosos de una gran ilustradora, Lucila Adano, la contacté, le conté del proyecto y le dije que tenía intenciones de que hiciera la portada, inmediatamente dijo que sí con palabras similares a las de Gabo Ferro: "Si no nos moviliza esto estamos finitos."

Cuando paralelo al capitalismo, sistema existista, obsceno, bestial y excluyente que está presente practicamente en todo, sucede algo como estos discos con ese compromiso y esta asociación civil, darse la mano entre muchos y crear esta obra ayuda a construir un mundo un poco mejor. Un mundo de creación colectiva.

Todos transformados.

Soy bastante inquieto, me embarco en mil proyectos, a veces en simultáneo. No hay día en que no trabaje, aunque sea un poco en Canciones de cuna: con el 1 (vendimos 25 mil copias); con el 2 (acaba de salir) y el 3 (saldrá el año próximo).
Es la labor más hermosa en la que me he zambullido en esta vida.

Canciones de cuna 2 se puede conseguir en todo el país en los locales de ropa Grisino. Participan: Miguel Mateos, Fabiana Cantilo, Martin Buscaglia, Steve Hogarth (Marillion), Moreno Veloso, Chango Spasiuk con Lorena Astudillo, Mark Kozelek, Sie7e, Liliana Herrero, Jorge Serrano, Tito Losavio, Wayne Hussey (The Mission), Ale Sergi, Dado Villa Lobos (Legião Urbana).

Todo lo recaudado por la venta es a beneficio de la Casa de la cultura de la calle para sostener los talleres de arte.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS