Caputo le vendió SES a un amigo de Moyano

El empresario favorito del PRO acordó la operación con Patricio Farcuh, titular del Grupo RHUO, y dueño de OCA SA.
4 de Junio de 2016

Luego de pasar más de tres meses en venta, la empresa SES SA, perteneciente a Nicolás Caputo, considerado el mejor amigo y asesor de mayor confianza del presidente Mauricio Macri, fue vendida dentro del proceso de desprendimiento de bienes que impulsa el empresario desde fines de diciembre.  El comprador, según confiaron a este diario fuentes vinculadas a la empresa vendida, es Patricio Farcuh, dueño del correo privado OCA SA, que alguna vez hizo famoso al difunto empresario telepostal Afredo Yabrán. Antes de suicidarse de un escopetazo, dejó sus empresas en manos de "H.C.", iniciales de Héctor Colella, que vendió la operación de la empresa al Grupo Recursos Humanos Organizados (RHUO),  encabezado por Farcuh, pero adjudicado a la familia del líder camionero y secretario general de la CGT, Hugo Moyano, y a su hijo Pablo.

SES SA, según su presentación institucional, "es una empresa argentina dedicada a Obras de Arquitectura e Ingeniería y Servicios de Mantenimiento Integral" y está conformada "por accionistas de reconocida trayectoria en la industria de la construcción. Está presente en el mercado desde 1991 dando cuenta de una vasta experiencia en obra pública y privada". Durante los últimos ocho años esta empresa fue acomodando su capacidad operativa de acuerdo a las necesidades del gobierno porteño y ganó licitaciones de la administración capitalina por 1600 millones de pesos, según reveló el diario Perfil. Dada su versatilidad, SES SA ha ganado ofertas para reparar y reconstruir distintos sectores de una decena de hospitales porteños y del Conurbano bonaerense, y para erigir el Museo de la Memoria de la Ciudad, el Museo Malvinas, la Municipalidad de Ituzaingó, una sede de la AFIP, la sede porteña del Banco de Neuquén, y la obra civil y eléctrica del Palacio Lezama, una sede alternativa del gobierno porteño en el barrio porteño de Barracas, frente al parque del mismo nombre. A las últimas facturaciones porteñas SES SA sumó la obra "Red Captación Pluvial VII – Ramal Caaguazú" por otros 500 millones de pesos.

La potencialidad comercial de SES SA, gracias a los contratos que gana del gobierno porteño y del gobierno nacional la ubican como un bien preciado que, según surge del Boletín Oficial porteño, no ha dejado de facturar. En los últimos meses, bajo el mandato de Rodríguez Larreta, la versatilidad de la empresa de Caputo para mejoras y reparaciones en escuelas y hospitales, fue de $ 104.025.659,62 y $ 93.860.786,77, es decir $ 197.886.446,39, para trabajos de  pintura y tareas de mantenimiento en escuelas porteñas para los próximos dos años.

La conducción de esas obras y los nuevos contratos en marcha serán operados ahora por Farcuh, quien tiene una estrecha relación con el macrismo y es sindicado como un hombre de vínculo muy estrecho con Pablo Moyano, hijo de Hugo, el saliente jefe de la CGT.  La compra de SES SA cierra una etapa de ofertas que incluyó a distintos empresarios de la construcción e industriales que fueron tentados a adquirir esta empresa de obras civiles medianas que, sin dudas, tiene una amplia capacidad de facturación gracias a la vinculación de su ahora ex dueño con el ex jefe de Gobierno y actual presidente Macri.

El monto de la operación de venta de SES SA todavía es desconocido. La empresa aún no contestó las consultas de este diario. Sin embargo, desde una firma vinculada al Grupo Socma confirmaron que la cadena de ofertas promovida por Caputo finalmente terminó en manos de Farcuh. El joven empresario también espera que OCA SA logre destrabar la restricción del correo puerta a puerta, un asunto que impulsa dentro del gobierno nacional, gracias a las relaciones políticas que mantiene con el entorno del presidente. Ahora el peso de su relación es otro: se hizo cargo de una empresa delicada para el mejor amigo presidencial, quien busca desprenderse de sus compañías con la misma velocidad que el primo de Macri, Angelo Calcaterra, vendió la constructora IECSA SA a la italiana Ghella S.p.A, tal como anticipó Tiempo hace más de un mes. «

Declaración Jurada con puntos flojos

Por Felipe Yapur 

El presidente Mauricio Macri acumula planteos en la Justicia. A la investigación por supuesto lavado de dinero que lleva adelante el juez Sebastián Casanello, se suman las contradicciones y puntos oscuros detectados en sus declaraciones juradas (DD JJ) que incluyen, justamente, su participación en las empresas del grupo Socma, también sospechadas de operaciones ilegales.  Por esa razón, el diputado Darío Martínez (Frente para la Victoria) solicitó que el mandatario también sea investigado por omisión maliciosa.

A partir de la denuncia de Martínez comenzó a conocerse el complejo universo de empresas que controla la familia Macri (ver Infografía) y la supuesta utilidad de ese entramado para ocultar el origen de los fondos.

En su última presentación ante el fiscal Federico Delgado, el diputado realiza un pormenorizado detalle de las imprecisiones detectadas en las DD JJ, sobre todo en su participación accionaria en las empresas del Grupo Macri. 

En la declaración de inicio de 2014, Macri reconoce tener una "participación 00" y un "importe 00" de las acciones en Socma Americana SA. Estos datos no coinciden con la de 2008, donde declara "Acciones Socma 62000"; y con la de 2009, que certifica algo más de 18 millones. En ninguna de esas dos declaraciones aclara si se trata de cantidad de acciones o de pesos. Ahora bien, Martínez infiere en su escrito que el presidente es titular del 20% de Socma Americana por una donación realizada y reconocida por Franco Macri a sus cinco hijos. Esta empresa es, junto a Inversid (otra empresa de los Macri), controlante en el 99,5% de Sideco Americana que, a fines de 2014 reconoció un patrimonio de más de 276 millones de pesos. A Macri le corresponderían 55 millones que no aparecen en sus Declaraciones Juradas.

Algo parecido ocurre con MacriInvestmentGroup (MIG) que participó de Pago Fácil en Brasil, a través de Global Collection, y que en 2006 cobró parte de los 37 millones de dólares que pagó Western Union para quedarse con ese negocio. En la DD JJ final de 2014 (se hacen dos por año) no hay referencias a MIG y tampoco ingresos de dinero por una posible venta de la participación de Macri en esa empresa.

Además, en la última DD JJ presidencial está asentada una participación en once sociedades del Grupo Macri valuadas en cero peso que, si bien ingresaron a su patrimonio en 2001, desaparecieron de las DD JJ en 2006 para reaparecer a finales de 2014.

En los próximos días, el legislador presentará una denuncia por falso testimonio contra el ex directivo de Socma, Orlando Salvestrini, quien, el 17 de mayo pasado, tuvo que explicar ante Casanello su participación en las operatorias de la offshore Fleg Trading en Brasil. Según el denunciante, Salvestrini faltó a la verdad cuando sostuvo que Macri no sabía nada de Fleg Trading, pero, sobre todo, cuando afirmó que la empresa responsable de los negocios en Brasil fue Global Colletion. La "omisión" de Salvestrini surge a partir de que en enero pasado Fleg Trading, a través de su controlada Owners, compra su participación en Global Colletion Brasil a la empresa MTC Investment, también del Grupo Macri, y que estaba a cargo del hombre de confianza de los Macri en Socma. «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N