Carlos Belloso: "Son historias de vínculos en un contexto muy singular"

Murciélagos es la primera película argentina filmada íntegramente durante la pandemia. Incluye ocho relatos que se desarrollan en pleno aislamiento social.  El actor cuenta cómo fue la experiencia.
Por Diego Gez - @diegogez
26 de Junio de 2020

Decidido a buscar alternativas a las imposiciones del Covid-19, el cine argentino ya tiene su primer registro originado 100 por ciento en el contexto de la pandemia. Se trata de Murciélagos, una película que agrupa ocho historias producidas y filmadas en cuarentena que también tiene como objetivo recaudar fondos para el Banco de Alimentos de Buenos Aires a través de la organización Amnistía Internacional.

Murciélagos cuenta con las actuaciones de Carlos Belloso, Oscar Martínez, Peto Menahem, Julieta Vallina, Luis Ziembrowski y su hija Clara, Moro Anghileri, Juan Pablo Geretto, Marcelo D’Andrea, Maida Andrenacci, Héctor Díaz y Azul Lombardía. Todos los guiones fueron escritos por Virginia Martínez (excepto por la historia titulada Separado), se trata de un conjunto de vivencias en relación a los afectos, la familia y las múltiples situaciones que se experimentan en el contexto de esta pandemia.

“Cuando me propusieron participar del film lo primero que pensé es que había que hacerlo porque hay que ir para adelante. Después, cuando leí el libro, me entusiasmé mucho más con cada una de las historias”, dice Carlos Belloso sobre su primer contacto con el guion y la experiencia que representó esta propuesta.

Belloso destaca que los factores técnicos se transformaron en otra de las sorpresas que le deparó Murciélagos: “Al principio pensé que sería poner el teléfono y filmar. Pero hay muchas cuestiones técnicas que los actores desconocemos. Me di cuenta que había que ver cómo estaba tu casa en cuanto a luz natural o artificial, el ambiente... Después descubrí que mi teléfono era técnicamente pobre, así que me proporcionaron otro para solucionar ese tema. Hay muchos factores técnicos que tienen que ver con eso, como los ejes desde donde se filma y un montón de detalles que cuando una trabaja normalmente no los registra porque mucha gente los resuelve por uno (risas). En mi casa me ayudó mi mujer, manejando la cámara externa y esas cosas, aunque luego tuvimos que grabar vía Zoom, que es todo un tema por la cantidad de tiempo que tardamos en que nos salga bien. Finalmente fue una experiencia de gran aprendizaje”.

El nervio central del film son las relaciones. “La película es básicamente un cúmulo de historias experimentadas en la cuarentena: cada personaje está anclado en esa situación. Son historias de vínculos en un contexto muy singular. En la que protagonizo, aparece una mujer a la que se le reventó un caño y no sabe qué hacer porque los plomeros no pueden ir a socorrerla, entonces llama a un ferretero y yo sería el hijo de esa persona. Más tarde le doy indicaciones vía Zoom y ella hace lo que puede, aunque poco a poco ambos se van relacionando y ven cómo arreglar ese tema. En un momento surge algo que puede ser una relación. No voy a adelantar lo que pasa en mi historia, pero puedo decir que hay un acercamiento y por eso se llama Desacato", revela Belloso.

En cuanto a ese ferretero al que menciona como su personaje, el actor admite que lo que terminó cautivándolo fue su simpleza, aunque a medida que la historia avanza comienzan a asomar algunas complejidades. “Yo tengo una buena caja de herramientas que bien puede ser la de un ferretero, así que todo lo que vayan a ver en pantalla son cosas mías, de mi casa –destaca–. Mi personaje es un tipo tranquilo y medio hosco a la vez, sin muchas palabras. Pero poco a poco se va ablandando con la mujer a la que asiste vía cámara. Evidentemente ambos se gustaron”.

A manera de reflexión sobre la pandemia que todos vivimos, Belloso afirma que se siente triste pero que siempre hay que ir para adelante: “Yo en mayo tenía que hacer la segunda parte de Puerta 7 y ahora ni noticias. Eso era algo que quería continuar, más allá de que a muchos les gustó la serie y a otros no tanto. Siempre habrá gente a la que no le gusta algo que uno hace, pero ahora es momento de ver otras cosas porque no la estamos pasando bien. Más allá de eso, yo estoy encolumnado en favor de la cuarentena: es lo único que puede salvar vidas", concluye Belloso. «

Murciélagos

Directores: Hernán Guerschuny, Paula Hernández, Daniel Rosenfeld, Tamae Garateguy, Diego Fried, Martin Neuburger, Connie Martín, Azul Lombardía y Baltazar Tokman. Estreno: 2 de julio a las 20 en www.amnistia.org.ar/autocine.

Retratos temporales que apuntan a lo atemporal

De las ocho historias que narra Murciélagos, la guionista Virginia Martínez es la responsable de siete. Martínez reflexiona que, más allá del contexto sanitario, se trata de relatos en los que se destaca la fuerza de los vínculos. “Este proyecto se hizo simplemente por las ganas de hacerlo, ese era el motor. Participó mucha gente que donó su trabajo y algo que nosotros capitalizamos fue no eludir las dificultades sino convertirlas en parte del capital que tiene la película. En función de eso trabajé pensando que todos íbamos a hacerlo desde nuestras casas, en las circunstancias que cada uno tuviera. Ahí encontramos a gente que estaba sola y otros que transitan este momento acompañados. Me entusiasmé mucho escribiendo los relatos y definimos hacerlos breves. Yendo al terreno del guion propiamente dicho, creo que los protagonistas que participan de las historias son personajes que tienen heridas y eso es lo que en definitiva los hace diferentes entre sí. Más allá de la pandemia, se trata de historias que no dependen de este momento puntual. Eso lo hace todo más atemporal”, concluye la guionista.

Tiempo Audiovisual

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS